Comey habría pedido a Sessions no dejarlo solo con el presidente

Dos nuevas revelaciones sobre el secretario de Justicia, Jeff Sessions, podrían hacer aun más explosiva la audiencia del Senado en la que el exdirector del FBI, James Comey, tiene previsto testificar el jueves sobre la investigación de la interferencia rusa en las elecciones y su salida del FBI.

The New York Times, citando a funcionarios y exfuncionarios de seguridad, reportó que un día después de que el presidente Donald Trump pidió a Comey terminar la investigación de su ex asesor de seguridad nacional, Michael Flynn, Comey solicitó a Sessions que no le volviera a dejar solo con el presidente.

El FBI es una dependencia del Departamento de Justicia, pero como principal cuerpo investigador del gobierno, está supuesto a actuar independiente.

Según el Times, Comey creía que Sessions debía proteger al FBI de la influencia indebida que presuntamente quería ejercer la Casa Blanca, pero Sessions no le pudo garantizar que el presidente no intentaría nuevamente hablar a solas otra vez con Comey.

Se espera que durante su testimonio ante la Comisión de Inteligencia del Senado el jueves, Comey sea interrogado intensamente sobre sus interacciones con el presidente y las razones que tuvo para mantener en secreto el pedido de Trump de terminar la investigación de Flynn.

El presidente ha insinuado que planea tuitear “en vivo” durante el desarrollo de la audiencia pública para comentar o desmentir el testimonio de Comey. El martes, sin embargo, Trump dijo en breves declaraciones que le deseaba suerte a Comey en su audiencia.

Ofrecimiento de renuncia

Según otro reporte divulgado inicialmente por ABC News, Sessions ofreció renunciar a su puesto en las semanas pasadas luego que su relación con Trump se volvió más tensa, de acuerdo a dos personas que tuvieron acceso a esa información.

Las desavenencias entre los dos surgieron desde que Sessions decidió recusarse en marzo de la investigación sobre los nexos entre Rusia y la campaña de Trump, luego que se reveló que Sessions no informó sobre al menos dos contactos que tuvo con el embajador ruso en Estados Unidos, Sergei Kislyak.

El presidente no aceptó la oferta, pero el martes, la Casa Blanca declinó decir si Trump mantiene la confianza en su fiscal general.

El mandatario se ha quejado con sus allegados de que la recusación de Sessions fue innecesaria, como innecesario fue también, según Trump, que el Departamento de Justicia que lidera Sessions presentara una versión diluida de su orden ejecutiva sobre las restricciones migratorias a la Corte Suprema de Justicia.

Adicionalmente, Trump recrimina a Sessions que su recusación dio lugar al nombramiento de un fiscal especial —Robert Mueller— para que se haga cargo de la investigación sobre Rusia.

Loading...