Inicio EEUU ¿Cómo reunifica el gobierno a los menores inmigrantes con sus padres?

¿Cómo reunifica el gobierno a los menores inmigrantes con sus padres?

La revisión de antecedentes penales, pruebas de ADN, deportaciones, enfermedades y mala comunicación entre tres agencias del gobierno federal han demorado la reunificación de las familias de inmigrantes separadas en la frontera.

El gobierno del presidente Donald Trump debía reunificar a 102 niños menores de 5 años con sus padres para este martes, según una fecha tope impuesta por un juez federal en California. El gobierno todavía no ha dicho cuántos ha reunificado, pero cifras dadas a conocer el martes indican que solamente cuatro menores han regresado con sus padres.

El juez federal de distrito Dana Sabraw, quien fijó la fecha tope, redujo la cifra a 63 el martes después de un testimonio del gobierno sobre las razones por las que algunas familias no estaban reunificadas. El juez también pidió hacer más eficiente el proceso. El gobierno federal tendrá que declarar ante Sabraw este jueves cuántos de los 63 niños se han reunificado con su familia.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), que maneja la reunificación familiar conjuntamente con el Departamento de Seguridad Nacional, y en menor medida el Departamento de Justicia, envió el martes un correo electrónico a los legisladores en que detalla el proceso. Algunos pasos tendrán que modificarse debido al fallo del juez Sabraw.

La reunificación es un proceso de cuatro etapas una vez que se identifica dónde está el padre o la madre de cada menor, según el correo obtenido por McClatchy.

En el primer paso, el HSS evalúa los antecedentes penales de esos adultos y su relación verdadera con el menor. Todos los padres son sometidos a una verificación de antecedentes penales, que ocho padres no aprobaron. Los cargos contra esas ocho personas incluyen crueldad infantil, tráfico de menores, delitos de drogas, condenas por robo y una orden de captura por asesinato. Otro padre enfrenta “evidencia creíble” de abuso infantil.

Los que aprueban la verificación de antecedentes penales son sometidos a una prueba de ADN; según el HSS, se determinó que cinco personas no eran los verdaderos padres del menor.

“Algunos adultos alegaron ser padres, pero cuando se les pidió que se sometieran a una prueba de ADN para verificarlo, reconocieron que no eran los padres del menor en cuestión”, expresa el correo electrónico.

Sabraw informó al gobierno federal el martes que a partir de ahora solamente podían usar las pruebas de ADN cuando no pudieran verificar el vínculo de otra forma, como certificados de nacimiento.

Lee Gelernt, subdirector del Proyecto de Derechos de los Inmigrantes de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), que ha impugnado al gobierno en los tribunales, dijo que la decisión de Sabraw significa que el HHS solamente puede usar la prueba de ADN si tienen razón para creer que la persona no es el padre o la madre, en vez de en todos los casos. El fallo también significa que el HHS solamente puede hacer una verificación de antecedentes penales, basada en las huellas dactilares tomadas a la persona cuando los detuvieron. Gelernt dijo que cree que el gobierno ha realizado varias verificaciones de antecedentes, lo que ha empeorado las demoras.

“Si no hay ninguna señal de alarma antes de la reunificación, no pueden decir que tienen que investigar más, que es lo que ha estado sucediendo”, dijo Gelernt.

En esta etapa del proceso, el HHS evalúa si a los padres los están tratando por alguna enfermedad transmisible, si han sido deportados anteriormente o si han sido liberados en Estados Unidos, según el correo, todo lo cual demora la reunificación. Uno de los padres es tratado por una enfermedad transmisible. En otro caso, el HHS identificó una situación en que dice que un adulto en un núcleo familiar tiene una orden de arresto por abuso sexual de una niña de 10 años. Esas dos familias no cumplen en este momento los requisitos de la reunificación.

Otros 10 padres están detenidos por razones penales y no se reunificarán con sus hijos hasta que ese proceso concluya. Ocho más han sido liberados en Estados Unidos y han sido sometidos a verificaciones de seguridad adicionales. Otros 12 padres han sido deportados y el HHS indicó en el correo que están trabajando con abogados de esos padres para determinar si desean que deporten a sus hijos para reunificarse con ellos.

Si los padres aprueban la verificación de antecedentes y se determina que son los verdaderos padres del menor, los transfieren a la custodia de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE).

La Oficina de Reubicación de Refugiados, una división del HHS que maneja a los niños separados de los padres en la frontera, entonces prepara a los menores para llevarlos con sus padres a una instalación del ICE.

Una vez que el menor llega a la instalación, el HHS transfiere la custodia al ICE con documentación de que el padre o madre “no representa un peligro para el menor”.

El Departamento de Seguridad Nacional entonces determina los pasos siguientes para los padres y el menor, que pudiera ser la deportación o la liberación.

El juez Sabraw ha ordenado que más de 2,000 niños inmigrantes separados de sus padres en la frontera sean reunificados para el 26 de julio.

Kate Irby: 202-383-6071; @KateIrby