Consejo de Seguridad impone nuevas sanciones a Corea del Norte

38

El Consejo de Seguridad de Estados Unidos impuso el viernes unánimemente nuevas sanciones a Corea del Norte luego de su última prueba intercontinental de misiles balísticos, una medida que según los analistas podría tener un impacto significativo en la debilitada economía del país.

La resolución busca prohibir casi el 90 por ciento de las exportaciones de productos petroleros refinados a Corea del Norte, limitándolas a 500,000 barriles al año y, en lo que los diplomáticos dijeron fue un cambio de último minuto, exige la repatriación de norcoreanos que trabajan en el exterior dentro de 24 meses en lugar de 12 meses como se había propuesto originalmente.

La resolución redactada por Estados Unidos también limitaría el suministro de crudo a Corea del Norte a 4 millones de barriles por año. Estados Unidos ha pedido a China que limite su suministro de petróleo a su vecino y aliado.

La resolución fue aprobada por una votación de 15 a 0, dijo el Embajador de Japón ante las Naciones Unidas. Japón ocupa la presidencia del Consejo de Seguridad este mes.

El 29 de noviembre, Corea del Norte, dijo que probó con éxito un nuevo misil balístico intercontinental en un “avance” que coloca al territorio estadounidense dentro del alcance de sus armas nucleares cuyas ojivas podrían resistir el reingreso a la atmósfera terrestre.

‘Mensaje inequívoco’

“[La resolución] envía un mensaje inequívoco a Pyongyang de que un mayor desafío invitará a más castigos y aislamiento”, dijo Nikki Haley, embajadora de los Estados Unidos ante las Naciones Unidas, después de la votación.

La misión de EE.UU. en la ONU anunció la aprobación de la resolución de sanciones en su cuenta de Twitter. El mensaje fue retuiteado por Haley: “@USUN: El Consejo de Seguridad aprobó unánimemente una resolución (propuesta por) EEUU que condena aún más a Corea del Norte restringiendo combustibles, importaciones vitales y todas las restantes exportaciones importantes – continuando el aislamiento del régimen forajido de Kim Jong del resto del mundo. #15-0″.

El presidente Donald Trump también se pronunció luego del voto del Consejo de Seguridad. En un tuit, el mandatario dijo: “El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas acaba de votar 15-0 a favor de Sanciones adicionales contra Corea del Norte. El Mundo quiere Paz, no Muerte!, escribió.

Las tensiones han aumentado por los programas nuclear y de misiles de Corea del Norte, que los desarrolla en desafío a años de resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, y por la retórica belicosa tanto de Pyongyang como de la Casa Blanca.

En noviembre, Corea del Norte pidió el cese de lo que denominó “sanciones brutales” y dijo que una ronda previa impuesta después de su sexta y más poderosa prueba nuclear del 3 de septiembre constituyó un genocidio.

Los diplomáticos de EE.UU. han dejado claro que buscan una solución diplomática, pero han propuesto nuevas y más duras sanciones para aumentar la presión sobre el líder norcoreano Kim Jong Un.

Corea del Norte regularmente amenaza con destruir a Corea del Sur, Estados Unidos y Japón, y dice que sus programas de armas son necesarios para contrarrestar la agresión de los EE.UU., que tiene 28.500 soldados en el sur, un legado de la Guerra de Corea de 1950-53.

El viernes, un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Norte dijo que la estrategia de seguridad nacional recientemente lanzada por el presidente estadounidense Donald Trump, es la más reciente política estadounidense que busca “sofocar a nuestro país y convertir a toda la península de Corea” en una avanzada de la hegemonía estadounidense. Dijo que Trump estaba buscando la “subordinación total del mundo entero”.

Aumenta la presión

Hablando antes de la votación del Consejo de Seguridad, los analistas dijeron que las nuevas sanciones podrían tener un efecto importante en la economía del Norte.

“Si se aplicaran, la limitación del petróleo sería devastador para la industria de transporte de Corea del Norte, para los norcoreanos que usan generadores en el hogar o para actividades productivas, y para [las empresas estatales] que hacen lo mismo”, dijo Peter Ward, columnista de NK News, un sitio web que rastrea a Corea del Norte.

La repatriación forzada de trabajadores extranjeros también cortaría las fuentes vitales de divisas e inversiones no solo para el gobierno sino también para la economía de mercado emergente de Corea del Norte, dijo. “Si se aplicaran esas sanciones, impedirían y pondrían en peligro el desarrollo económico de Corea del Norte”.

Cuando se le preguntó sobre los efectos de las sanciones antes de que se anunciaran estas últimas propuestas, Michael Kirby, quien dirigió una investigación de la ONU sobre los abusos contra los derechos humanos en Corea del Norte, dijo que cortar las importaciones de combustible sería “un paso muy serio”.

“Reducir el petróleo, los suministros de petróleo, obviamente tendría un gran impacto en la población común”, dijo.

China, que suministra la mayor parte del petróleo de Corea del Norte, ha respaldado las sucesivas rondas de sanciones de la ONU, pero se había resistido a las llamadas pasadas de EE.UU. para cortar el suministro a su vecino.