Cuba sabotea sesión de cumbre de la sociedad civil en Lima

22

Con gritos de “abajo la gusanera” y “yo soy Fidel” la delegación oficial cubana interrumpió este jueves la última jornada del encuentro paralelo de la sociedad civil previo a la VIII Cumbre de las Américas, en Lima, Perú. Las protestas forzaron a los organizadores a trasladar la sede de las discusiones a una sala cerrada.

Al iniciarse la sesión en la que voceros de las distintas coaliciones debían presentar los resultados de los debates ante funcionarios de distintos gobiernos y miembros de la Organización de Estados Americanos, Mirthia Brossard Oris, dirigente de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) de Cuba tomó el micrófono y denunció “la presencia de personas que representan a organizaciones que no son reales, que no son legítimas… agentes imperiales pagados por el Departamento de Estado”.

En la sala se encontraba la activista cubana Rosa María Payá, quien preside la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia y ha hecho campaña para realizar un plebiscito sobre el sistema de gobierno en la isla.

IMG_0288.jpg

Rosa María Payá, tras fin de la sesión de la cumbre de la sociedad civil en el hotel Sheraton, Lima, Perú.

Nora Gámez Torres [email protected]

Las declaraciones de la dirigente estudiantil cubana dieron pie a gritos y consignas como “Abajo la gusanera”, “Fuera los mercenarios”, “Yo soy Fidel”, “Micrófono pa’ Cuba” y “Viva Venezuela”, entre otros.

Los gritos, a los que se sumó la delegación oficial venezolana al evento, continuaron mientras el Secretario General de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, se dirigía a los presentes. Tras suspender la sesión, los organizadores decidieron mover a los voceros de las coaliciones y los representantes gubernamentales para continuar el debate, que fue transmitido por video y televisión al resto de los participantes.

En la versión de la prensa oficial cubana, “ante la contundente denuncia de Cuba, los representantes de la gusanera abandonan el salón por la puerta de atrás”.

“Las protestas estuvieron generadas por las tropas de choque que trajo la dictadura cubana y un embajador que fue muy agresivo con el Secretario General”, comentó Payá al fin de la sesión. “Ellos exigían que yo no podía hablar, que si yo hablaba ellos no se iban a callar. Es el mismo chantaje de siempre, es el chantaje de las dictadura”.

El embajador de Cuba en Perú, Juan Antonio Fernández, dijo en su intervención que Cuba no aceptaría “la participación de la supuesta red de jóvenes que son mercenarios al servicio de una potencia extranjera disfrazados de sociedad civil”.

“Ustedes en la OEA, presidieron a los sociodelincuentes y seudodisidentes, los mercenarios del imperio que se hospedan en lujosos hoteles y hacen oposición desde los aeropuertos entre cocteles de margaritas y piñas coladas”, continuó. “Son los que sin pudor alguno se exhiben con terroristas y corruptos. Ustedes escogieron al público de las payasadas. Nosotros no los vamos a legitimar, no nos pueden imponer el terror”.

Payá, que fungió como vocera de una de las coaliciones, dijo que transmitió a los gobiernos presentes “un mensaje muy claro: es urgente que condenen a un gobierno que los cubanos no hemos elegido”.

El jueves, el secretario de Estado en funciones John Sullivan, se reunió con varios representes de la oposición y la sociedad civil cubana independientes entre ellos: Guillermo Fariñas, Antonio Rodiles, Ailer González, Aimara Peña, Oscar León Justo, Kirenia Nuñez, Fernando Palacio, Iván Torres y Danilo Maldonado, el artista conocido como “El Sexto”.

“El encuentro con el secretario de Estado interino John Sullivan fue muy provechoso”, comentó Rodiles. Los opositores pidieron al funcionario que el gobierno de Estados Unidos desconozca el nuevo gobierno que debe formarse el próximo 19 de abril.

“Otro de los temas explicados fue la urgencia de romper el control de la información y la comunicación que ejerce el régimen y la importancia de que el pueblo cubano pueda tener internet libre”, dijo.

“Sullivan remarcó que aunque parezca que se esta dando prioridad al tema de Venezuela por la situación extrema que allí impera, Cuba no se olvidado en absoluto”, agregó Rodiles.

En una declaración sobre la reunión, el Departamento de Estado dijo que Sullivan “condenó el hostigamiento y la intimidación por parte de los servicios de seguridad del Estado” que enfrentan los opositores y activistas.

“A la luz de la transición de liderazgo antidemocrático que tendrá lugar el 19 de abril en Cuba, el Secretario interino Sullivan reafirmó el apoyo al pueblo cubano y la petición de reformas democráticas del fallido proceso electoral de Cuba y el fin de las detenciones arbitrarias e intimidación de la sociedad civil independiente”, señaló el comunicado.

En la mañana también sesionó la Comisión Justicia Cuba, encargada de “recabar pruebas y testimonios de las víctimas que han sufrido crímenes del casticismo”, declaró su presidente, el mexicano René Bolio. El objetivo es conformar “un expediente digno de llevarse a varios tribunales…idealmente en una Cuba Libre, pero mientras llega ese momento lo queremos hacer en la Corte Penal Internacional o en un tribunal ad hoc que pueda crearse en un país amigo como el Perú”.

Una activista chilena del movimiento de “solidaridad con Cuba” dijo a los medios cubanos que había intentado destruir algunas de las vallas que la Comisión colocó en varios puntos de Lima en la que aparecen fotos de Raúl Castro y Nicolás Maduro con el siguiente mensaje: “Se buscan por crímenes contra la humanidad”.