EE.UU. busca “calendario más agresivo” para el TLCAN

El secretario de Comercio de EE.UU., Wilbur Ross, aseguró hoy que su país buscará “un calendario más agresivo” para renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) e insistió en que aún no ha decidido si será “un nuevo acuerdo trilateral o dos bilaterales” con Canadá y México.

“Vamos a buscar un calendario más agresivo (…). EE.UU. no será una fuente de retraso”, apuntó Ross durante la Conferencia de las Américas que se celebra anualmente en el Departamento de Estado, al comentar la voluntad de las autoridades mexicanas de cerrar estas negociaciones antes del final de 2017.

Ross reconoció que “los empresarios odian la incertidumbre”, por lo que trabajarán para “evitar este problema”, al referirse a la falta de precisión del Gobierno estadounidense sobre el proceso de renegociación del TLCAN, en vigor desde 1994 con Canadá y México, que es una promesa de campaña del presidente Donald Trump.

El secretario de Comercio, quien ha sido designado por Trump para liderar las discusiones, apuntó que “pronto” se enviará al Congreso la carta con 90 días de antelación para cumplir con el requisito formal para el inicio las conversaciones.

En este sentido, mostró su esperanza de que el Senado apruebe “esta semana” a Robert Lighthizer como representante de Comercio Exterior de EE.UU., figura clave para esta renegociación.

Ross señaló, asimismo, que la próxima semana se verá con el secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, en Washington para tratar la disputa comercial sobre importaciones de azúcar.

El secretario de comercio Wilbur Ross, dijo que se encuentra en proceso de renegociación el tratado de libre comercio de América del Norte.

El secretario de comercio Wilbur Ross, dijo que se encuentra en proceso de renegociación el tratado de libre comercio de América del Norte.

Latinoamérica

En su intervención en la sede del Departamento de Estado, el secretario recalcó que, pese a las acusaciones de proteccionismo, el nuevo Gobierno de EE.UU. no busca “una guerra comercial con nadie” y menos con sus “aliados de Latinoamérica”.

“A estas alturas nos estamos enfocando mas en la sustancia que en la forma, pero cuando nos acercamos a las negociaciones comerciales nuestra primera prioridad deben ser nuestros vecinos cercanos”, dijo Ross.

No obstante, subrayó que el objetivo de Washington es trabajar por “un comercio justo” y reducir los déficit comerciales y que “la imposición de aranceles” sólo será empleada “cuando las otras herramientas hayan fallado”.

Las dudas sobre el futuro del TLCAN están comenzando a incrementarse ante los comentarios dispares y, a veces contradictorios, que han salido últimamente de la Casa Blanca.

A finales de abril, Trump sorprendió al afirmar que estaba listo para terminar el TLCAN de una vez por todas, pero que optó por renegociar el acuerdo después de que se lo pidieran su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, y el primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

El mandatario reconoció que retirar a Estados Unidos del TLCAN sería “un golpe bastante grande para el sistema”, pero agregó que, si es “incapaz de alcanzar un acuerdo justo para los trabajadores y empresas estadounidenses”, entonces sí lo “finalizará”. ​

Loading...