EE.UU. ofrece condolencias y ayuda en el Caribe tras huracán Irma

Estados Unidos expresó sus condolencias a todos los países afectados por el huracán Irma, incluida la isla franco-holandesa de Sint. Maarten donde la tormenta dejó al menos 14 muertos y la mayor parte de la infraestructura destruida entre otras la planta de tratamiento de agua potable.

​La vocera del Departamento de Estado, Heather Nauert, informó el miércoles a la prensa extranjera que USAID, la Agencia Internacional de Ayuda de Estados Unidos, lidera la respuesta al desastre y tiene expertos en St. Martin ayudando a evaluar las necesidades y apoyar los esfuerzos de respuesta del gobierno de Washington.

USAID realizará evaluaciones aéreas de los daños en Barbuda y continuará coordinando los esfuerzos de respuesta con las autoridades locales, explicó la funcionaria. La Agencia también está apoyando a la Cruz Roja de Antigua y Barbuda para distribuir suministros de asistencia comprados localmente a unas 1000 personas en la isla y está preparándose para enviar vía aérea otros abastecimiento a las islas “tan pronto las condiciones lo permitan”, indicó Nauert.

Un equipo de expertos en desastre de USAID permanecerá en el sur de las Bahamas, muy afectado por el huracán Irma, y está coordinando con autoridades locales para evaluar los daños y necesidades humanitarias. La agencia también está proporcionando asistencias a la Cruz Roja de las Bahamas para distribuir suministros de alivio y artículos de necesidad básica en los hogares a unas 3000 personas.

La vocera del Departamento de Estado expresó en nombre del gobierno de EE.UU. un especial agradecimiento a los socios internacionales en la región por colaborar en la entrega de asistencia y ayuda humanitaria a los afectados por la tormenta.

Heather Nauert destacó que desde el 8 de septiembre más de 2.300 personas incluidos algunos extranjeros han sido evacuados de Sint Maarten. Entre ellos estuvieron 300 personas evacuadas por la empresa de cruceros Royal Caribbean y unas 2000 que fueron evacuadas vía aérea por Estados Unidos.

La portavoz del Departamento de Estado agradeció también a otras agencias del gobierno por su ayuda en los esfuerzos de alivio en el Caribe tras el paso del huracán Irma.

Nauert mencionó al Departamento de Defensa por su labor incansable como vuelos de evacuación en Sint Maarten y Tortola en las Islas Vírgenes Británicas, y las oficinas consulares de EE.UU. en el área que están trabajando en el terreno en St. Martin, Tortola, y San Juan-Puerto Rico.

La vocera recordó a los ciudadanos estadounidenses llevar consigo sus pasaportes y documentos de viaje al aeropuerto en caso de que los necesiten, y si no los tienen deben acudir al aeropuerto para tramitarlos, indicó.

Advirtió que habrá largas filas de espera para los vuelos de evacuación, que no hay agua en los aeropuertos y muy poco espacio para resguardarse, y que solo se permite en los vuelos de evacuación una pequeña maleta de mano, medicinas y artículos esenciales que pueda llevar consigo.

El último vuelo de evacuación del gobierno de EE.UU. desde Saint Marteen salió el miércoles 13 de septiembre.

Las embajadas de EE.UU. en las Bahamas, República Dominicana, Haití y Barbados, así como el consulado estadounidense en Curazao están abiertos y operando, se informó. Gran parte del personal de esas misiones diplomáticas está ayudando en los esfuerzos de asistencia a las víctimas del huracán Irma, de modo que los servicios consulares están limitados en estos momentos, enfatizó la portavoz del Departamento de Estado Heather Nauert.

La Embajada de Estados Unidos en La Habana y el área circundante “sufrió extenso daño por inundación”, dijo la vocera, y recomendó a los ciudadanos estadounidenses que necesiten asistencia llamar por teléfono a la Embajada donde el personal diplomático está proporcionando ayuda de emergencia a los ciudadanos.

Loading...