EEUU condena que el gobierno de Cuba impida a opositores viajar a la Cumbre en Perú

14

Estados Unidos ha condenado al gobierno de La Habana por impedir que activistas independientes y opositores viajaran a Lima para acudir a las actividades relacionadas con la VIII Cumbre de las Américas que se celebra esta semana.

“El Departamento de Estado ha recibido numerosos y creíbles informes de que el gobierno cubano impidió, y continúa impidiendo, que los miembros de la sociedad civil independiente viajen a Perú para participar en la Cumbre de las Américas”, indicó esa agencia en un comunicado este martes.

“Estados Unidos condena estas acciones”, continúa el comunicado. “Instamos al gobierno cubano a facilitar una participación plena y sólida en la Cumbre al permitir el viaje libre e irrestricto de sus ciudadanos, un derecho humano universal”.

Varios activistas cubanos, entre ellos el músico Gorki Ávila, dijeron que el gobierno no les permitió viajar a Lima. Danilo Maldonado, el artista conocido como “El Sexto”, y el activista religioso Félix Yunier Llerena también intentaron viajar desde Miami pero no obtuvieron visas del gobierno Perú.

Según el comunicado del Departamento de Estado, las autoridades cubanas impidieron el viaje de los activistas a través de paradas arbitrarias en el aeropuerto, detenciones breves y visitas a domicilios particulares para advertirles que no intentaran viajar.

“Ellos están muy agresivos”, dijo la activista cubana Rosa María Payá, presidenta de la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia. (Juventud LAC) a la salida de una de las comisiones de la cumbre de la sociedad civil que comenzó a sesionar este martes.

Los representantes de LAC al evento disponen de seguridad y coordinan sus movimientos para evitar a la delegación oficial cubana.

En las últimas semanas, los medios estatales cubanos han dirigido varios artículos contra Payá y LAC, una organización que ha solicitado a la comunidad internacional y los miembros de la OEA que desconozcan el nombramiento de un nuevo jefe de gobierno cubano, que debe ocurrir el próximo 19 de abril.

El lunes, el sitio digital estatal Cubadebate publicó una supuesta carta escrita por Payá al secretario de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, en la que la activista tildaba a presidentes latinoamericanos de “corruptos” y al expresidente de Perú Pedro Pablo Kuczynski de ser alguien que se dejaba “manejar” por EEUU.

Payá aseguró que la carta es “totalmente falsa”.

La delegación cubana, que llegó el domingo, leyó una declaración oficial durante un homenaje a los líderes independentistas peruanos en la que afirman que sus miembros, “representantes de los jóvenes, estudiantes, trabajadores, campesinos, cooperativistas, sector no estatal, intelectuales, académicos, líderes religiosos y profesionales, entre otros; participarán en los foros paralelos y en la Cumbre de los Pueblos con gran sentido de responsabilidad y espíritu constructivo, para aportar la experiencia de la Revolución cubana.”

Al mismo tiempo, la delegación oficial, que ha reclamado representar “a la verdadera sociedad civil cubana” ha insistido en que “no compartirá espacio alguno con elementos y organizaciones mercenarias que son financiadas desde el exterior respondiendo a los intereses de una potencia extranjera con una clara agenda de subversión y violencia”.

Artículos relacionados de el Nuevo Herald

Pese a la retórica inflamada, hasta el momento, no han ocurrido los actos de repudio que organizó las delegación oficial cubana que viajó a la cumbre anterior en Panamá en el 2015. El gobierno peruano y la OEA han estructurado las actividades para dividir a las delegaciones y evitar los conflictos ocurridos en el pasado.

“Ha sido incoherente que se retirara la invitación a Nicolás Maduro y se invitara a Raúl Castro”, comentó el opositor cubano Antonio Rodiles, quien viajó a Lima desde Estados Unidos previendo que el gobierno cubano no lo dejara salir si viajaba desde La Habana.

“Ellos trajeron a su tropa de choque pero no van a hacer mucho más porque no es el momento, es un momento delicado”, dijo.

“Aunque no tengan relevancia aquí, todos estos actos y las consignas son un poco para la imagen que se va a proyectar dentro de Cuba”, agregó la opositora Ailer González.