Inicio EEUU EEUU pide reuniones de la ONU para abordar situación en Irán

EEUU pide reuniones de la ONU para abordar situación en Irán

Estados Unidos pidió el martes que se convoquen reuniones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y del Consejo de Derechos Humanos de esa institución para abordar el tema de las recientes protestas en Irán.

La embajadora estadounidense en la ONU Nikki Haley declaró el martes que la ONU “debe pronunciarse” en torno a la situación, en la que cientos de iraníes han salido a las calles, principalmente para protestas por las condiciones económicas, aunque algunos han coreado lemas contra el líder supremo Ali Khamenei. Más de 20 personas han muerto y centenares han sido arrestadas en los desórdenes.

Haley enfatizó que Estados Unidos convocará esas reuniones en los días venideros.

“En ningún lugar del mundo están más a prueba la paz, la seguridad y la libertad que en Irán”, dijo Haley. Añadió que Washington “aplaude el tremendo coraje del pueblo iraní”.

El gobierno de Donald Trump intensificó su apoyo a los manifestantes iraníes el martes, exigiendo al gobierno de Teherán que deje de bloquear redes sociales en internet, y llamando a los manifestantes a usar nuevas tecnologías para eludir las restricciones.

Tras varios días en que Trump ha estado publicando tuits en apoyo de los manifestantes y asegurando que “es la hora del cambio”, el Departamento de estado fue más allá, argumentando que el gobierno de Washington “tiene la obligación de no quedarse de brazos cruzados”.

El subsecretario de Estado Steve Goldstein, a cargo de diplomacia pública, dijo que el gobierno iraní “debe permitir el acceso a estos sitios webs”, incluso servicios de intercambio de mensajes como Instagram y Telegram.

“Son canales legítimos de comunicación”, dijo Goldstein. “El pueblo iraní debe tener acceso a esos servicios”.

Los iraníes pueden eludir las restricciones si usan redes privadas virtuales, dijo Goldstein. Esos canales, conocidos como VPNs, crean “túneles” cerrados entre computadoras y se usan en muchos países para acceder a portales de internet extranjeros bloqueados por el gobierno local.

El gobierno iraní considera que las protestas son animadas por Estados Unidos, Arabia Saudí y Gran Bretaña a quienes tilda de “los enemigos de Irán”.