EEUU: Se eliminan diferencias de género en ley de ciudadanía

Por decisión unánime, la Corte Suprema de la nación derogó parte de una ley de inmigración que trata a padres y madres de manera diferente en relación al otorgamiento de ciudadanía a niños nacidos fuera de Estados Unidos.

La magistrada Ruth Bader Ginsburg calificó la ley de la era de la década de 1940 como “sorprendentemente anacrónica” por la manera como estereotipa a hombres y mujeres. Su opinión señala varios casos de discriminación en los que ella argumentó con éxito ante el máximo tribunal del país por el principio de que tener una regla para madres y otra para padres es inconstitucional.

Pero en un giro imprevisto, la determinación de la corte no fue de ayuda para Luis Ramón Morales Santana, un residente de Nueva York que impugnó la ley con éxito. La Corte Suprema dijo que se debe aplicar a todos por igual estándares más duros _no más fáciles_ para lograr la ciudadanía.

El fallo del tribunal afecta a una ley que aplica a niños nacidos en el extranjero de un padre estadounidense y uno extranjero. La ley dificulta más obtener la ciudadanía a niños de padres estadounidenses solteros que de madres estadounidenses.

De acuerdo con la ley, los niños nacidos fuera de Estados Unidos de un padre estadounidense soltero y una madre extranjera puede convertirse en un ciudadano estadounidense por nacimiento si el padre vivió en Estados Unidos cinco años, y al menos dos de esos años ocurrieron después de los 14 años de edad. Pero una madre estadounidense sólo tiene que haber vivido en Estados Unidos de manera continua durante un año para cumplir el requerimiento.

Morales nació en República Dominicana de un padre estadounidense soltero y una madre dominicana, y se mudó a Estados Unidos cuando tenía 13 años. Él sostuvo que era ciudadano estadounidense cuando las autoridades quisieron deportarlo después de una condena por robo e intento de homicidio, pero su padre no cumplió el requisito de cinco años.

Una corte federal falló en contra de la ley y dijo que el período de un año debe aplicarse tanto a padres solteros como a madres. El gobierno del presidente Barack Obama apeló esa decisión.

Pero aunque la Corte Suprema derogó las diferencias de género en la ley, Ginsburg dijo que el periodo de cinco años debería aplicarse tanto a madres como padres, hasta que el Congreso defina otro periodo. Eso significa que Morales Santana aún no gana su demanda de ciudadanía.

Loading...