El alcalde de Londres califica de “vergonzosa” y “cruel” la política de Trump

Londres, 29 ene (EFE).- El alcalde de Londres, Sadiq Khan, calificó hoy de “vergonzosa” y “cruel” la política migratoria del presidente de EEUU, Donald Trump, que niega el ingreso a ese país de refugiados e inmigrantes de varias naciones con población musulmana.

En una crítica declaración colgada en su cuenta Twitter, Khan, el primer musulmán en llegar a la Alcaldía de la capital británica, dijo que las medidas de Trump perjudican “los valores de libertad y tolerancia sobre los que EE.UU. ha sido construido”.

El primer edil agregó que la nueva política migratoria de EEUU – que prohíbe el ingreso de ciudadanos con pasaportes de Irak, Siria, Irán, Sudán, Libia, Somalia y Yemen- perjudica a británicos que tienen doble nacionalidad con esos países.

“EEUU tiene una orgullosa historia de recibir y acoger refugiados. El presidente no puede darle la espalda a esta crisis global, todos los países tienen que asumir su parte”, añadió.

“Si bien cada país tiene el derecho de establecer sus propias políticas de inmigración, esta nueva política es contraria a los valores de libertad y tolerancia sobre los que EEUU ha sido construido”, prosiguió el alcalde laborista.

Al mismo tiempo, Khan expresa su satisfacción porque la primera ministra británica, Theresa May, también haya indicado que no está de acuerdo con las nuevas medidas del inquilino de la Casa Blanca.

La decisión de Trump “afectará a muchos ciudadanos británicos que tienen doble nacionalidad, incluidos londinenses nacidos en países afectados por la prohibición”.

El alcalde subrayó que trabajará con el Gobierno para ayudar a los londinenses que puedan verse afectados por el decreto.

“Una nación (R.Unido) que, como Estados Unidos, valora la tolerancia, la diversidad y la libertad, no podemos encogernos de hombros y decir: ‘no es nuestro problema”, puntualizó el político.

Hoy, tras regresar May de Turquía, desde la residencia oficial de Downing Street se informó de que la “premier” no estaba de acuerdo con el veto temporal impuesto por Trump a la entrada de ciudadanos y refugiados de varios países de mayoría musulmana.

Downing Street emitió esa declaración tras haber recibido críticas, incluso desde posiciones conservadoras, por no haber criticado la decisión adoptada por Trump.

En una rueda de prensa en Turquía, May se limitó a decir que la política de inmigración de Washington era competencia de ese país

“La política de inmigración en Estados Unidos es una cuestión del gobierno de Estados Unidos, igual que la política de inmigración para este país debe ser establecida por nuestro gobierno”, dijo un portavoz oficial en la declaración.

“Pero no estamos de acuerdo con este tipo de enfoque y no es el que nosotros vamos a adoptar”, agregó.

En Estados Unidos, el sábado una multitud de personas sufrieron ya el impacto directo de las medidas migratorias.

Loading...