¿Está perdiendo valor Mar-a-Lago, el inmueble de los sueños de Trump?

“Lo mejor es que no”, asegura un hombre acompañado de un perro. “Trabajo en la seguridad del señor Trump y si tu coche está aquí, se lo podrían llevar o sufrir abolladuras”. No queda claro si se trata de una advertencia o de una amenaza.

Trump compró Mar-a-Lago en 1985 por diez millones de dólares. Desde entonces, su valor se ha multiplicado por veinte. El inmueble acoge a un club exclusivo que aportó en 2015 casi 16 millones de dólares al candidato republicano a la presidencia.

Pero la sucia campaña ha dañado la imagen de la “marca Trump”. Según una encuesta de Bloomberg, al 61% de los estadounidenses “les impresiona menos” Trump que su candidatura. El Washington Post afirma que sus hoteles y campos de golf también han perdido volumen de ventas. Las últimas acusaciones, sobre que Trump también ha cometido delitos físicos contra las mujeres, podrían reforzar esta tendencia.

Evan trabaja en West Palm Beach, en la administración de un vecino de Trump. No quiere que se dé su apellido. Asegura, “Todo el mundo identifica este lugar con Trump. Y aquí tampoco obtendrá mayoría en las elecciones”.


Loading...