Estudio examina cuánto tienen que viajar las mujeres en EEUU para un aborto

¿Cuánto tienen que viajar las mujeres en Estados Unidos para que les realicen un aborto?

Un nuevo estudio, descrito como el primero de su tipo, hace esos cálculos estado por estado y condado por condado, revelando enormes disparidades. En Nueva York, la distancia promedio es de 5 kilómetros (unas tres millas). En el otro extremo, la distancia promedio en Wyoming es de 271 kilómetros (unas 168 millas).

El análisis fue realizado por estudiosos del Instituto Guttmacher, un grupo de investigación que respalda el derecho al aborto, valiéndose de datos del 2014 sobre clínicas de abortos y cifras del censo federal de población. Las conclusiones fueron publicadas el martes por la revista Lancet Public Health.

Según el estudio, a nivel nacional la mitad de las mujeres en edad reproductiva vivían a 18 kilómetros (11 millas) de una clínica de abortos en el 2014. Sin embargo, muchas mujeres en áreas rurales residían mucho más lejos. El estudio dice que una de cada cinco mujeres a nivel nacional tenía que viajar al menos 69 kilómetros (43 millas) hasta la clínica más cercana.

En los estados con la mayor distancia promedio de viaje _Wyoming, Dakota del Norte y Dakota del Sur_ al menos la mitad de las mujeres en edad reproductiva vivían a más de 145 kilómetros (90 millas) de la clínica más cercana con servicios de abortos. Las mujeres en Alaska vivían a una distancia promedio de unos 15 kilómetros (nueve millas) de la clínica más cercana, pero 20% de las mujeres allí tenían que viajar más de 240 kilómetros (150 millas).

Los autores del estudio dijeron que la distancia promedio aumentó entre el 2011 y el 2014 para muchas mujeres en Texas y Missouri, que impusieron restricciones durante ese período que llevaron al cierre de algunas clínicas.

En un momento dado recientemente había solamente una clínica de abortos en Missouri. Ahora existen dos, y activistas por el derecho al aborto decidieron interponer demandas legales para ampliar la cifra.

En un comentario en la revista, Ushma Upadhyay, profesora de obstetricia, ginecología y ciencias reproductivas en la Universidad de California en San Francisco, detalló posibles repercusiones para las mujeres que enfrentan largas distancias.

“Un incremento de la distancia de viaje significa mayores costos de transporte, pasarse la noche fuera de casa, pérdida de salario por tomarse tiempo libre en el trabajo, y contratar niñeras”, escribió. “Para una mujer que vive en desventaja económica, tener que viajar una distancia larga pudiera poner el aborto fuera de su alcance, obligándola a llevar a su término un embarazo no deseado”.

Loading...