Ex directivo de Pdvsa será extraditado a EEUU, otros tres jerarcas siguen en prisión

27

Comienzan a caer los altos mandos chavistas del sector petrolero venezolano.

El abismal saqueo de la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), cuya gestión corrupta ha sido denunciada incluso por el régimen de Nicolás Maduro, no permanece impune. Un tribunal federal en Texas indaga el presunto blanqueo de capitales y la organización criminal en el seno de la gallina de los huevos de oro de la economía venezolana.

Respondiendo precisamente a la solicitud de la justicia norteamericana, el gobierno español aprobó el viernes extraditar a Estados Unidos a César David Rincón Godoy, ex gerente de Bariven, firma subsidiaria de PDVSA. Y lo hará de inmediato a través del mecanismo de extradición simplificada, dado que el ex directivo aceptó la petición de las autoridades texanas, reseñó El País, citando al Ministerio de Justicia ibérico.

Rincón Godoy fue detenido por la Guardia Civil en Madrid en octubre pasado tras una orden internacional de arresto dictada por las autoridades norteamericanas. Junto a él, fueron también encarcelados Nervis Villalobos Cárdenas, quien fue viceministro de Energía de Venezuela; el ex director de Seguridad y Prevención de Pérdidas de PDVSA, Rafael Ernesto Reiter Muñoz; y el antiguo director de Finanzas de Electricidad de Caracas, otra subsidiaria de PDVSA, Luis Carlos León Pérez.

Los cuatro altos mandos llevaban tiempo asentados en España, dijeron fuentes jurídicas al rotativo.

Según detalló el Ministerio de Justicia, el ex ministro chavista y los dos otros jerarcas de las empresas públicas venezolanas, permanecen en prisión provisional en España, mientras que el gobierno continúa el procedimiento de extradición a Estados Unidos. Uno de los reclamados, León Pérez, también posee la nacionalidad estadounidense, informó la agencia Europa Press.

“Los detenidos forman parte de la denominada boli burguesía chavista, grupo de empresarios que se enriqueció al calor de la bonanza petrolera venezolana”, subrayó sin tapujos El País, diario que ha sacado a la luz pública las presuntas comisiones millonarias pagadas a esta casta de hombres de negocios por adjudicatarios de contratos de PDVSA y sus filiales.

El periódico señala a Villalobos como integrante de una red de testaferros del régimen venezolano durante el mandato del difunto Hugo Chávez que cobraron presuntamente 2,000 millones de euros en comisiones ilegales por intermediar para que firmas foráneas obtuvieran crudo de la estatal petrolera.

La trama de corrupción ha salpicado incluso al ex embajador de Venezuela en la ONU, Rafael Ramírez, quien presidió PDVSA entre 2004 y 2014. A finales de diciembre, el fiscal general venezolano Tarek William Saab, lo instó a regresar al territorio nacional y “dar la cara” ante la justicia. Se le acusa de ser el “autor intelectual” de un perjuicio al Estado de $4,800 millones.

Un jugoso botín repartido entre unos cuantos a costa de la miseria del pueblo venezolano.