Inicio EEUU Fallo judicial prohíbe a Agencia de Medios Globales de EE.UU. la interferencia...

Fallo judicial prohíbe a Agencia de Medios Globales de EE.UU. la interferencia editorial

Un tribunal de distrito federal en Washington otorgó el viernes una orden judicial preliminar que prohíbe a los funcionarios de la Agencia de Medios Globales de Estados Unidos (USAGM por sus siglas en inglés), incluido su director, Michael Pack, interferir con la independencia editorial y los derechos de la Primera Enmienda de los periodistas de la Voz de América y las demás emisoras (de la agencia) que supervisa.

El fallo, emitido por el juez principal Beryl Howell de la Corte de Distrito de EE. UU. para el Distrito de Columbia,

ARCHIVO-Michael Pack, elegido por el presidente Donald Trump para dirigir la Agencia de Medios Globales de Estados Unidos, en su audiencia de confirmación en Washington, el 19 de septiembre de 2019. Su nominación fue confirmada el 4 de junio de 2020.

El fallo de Howell marcó un gran revés para Pack, un exproductor de documentales conservador elegido por el presidente Donald Trump para encabezar la recientemente reconstituida USAGM. Desde que Pack fue confirmado por el Senado a fines de junio, los principales líderes de la VOA y las otras emisoras (de la agencia) renunciaron o fueron removidos, la contratación y el gasto se congelaron y Pack dejó de aprobar la renovación de visas para los periodistas extranjeros de la agencia.

Además, cargos políticos de Pack llevaron a cabo investigaciones internas de reporteros y editores sospechosos de producir noticias desfavorables para Trump y la administración que tuvieron un efecto paralizador en el trabajo de editores y reporteros, de acuerdo a la denuncia.

Según la orden, a los funcionarios de USAGM, incluido Pack, se les prohíbe “tomar decisiones de personal o interferir con ellas” relacionadas con el personal editorial individual de la VOA y sus emisoras hermanas; comunicarse directamente con editores y periodistas, a excepción de los jefes de esos medios, o salvo que cuenten con el consentimiento de un director; y realizar investigaciones sobre contenidos, periodistas y presuntas infracciones a la ética en las emisoras.

Solicitudes denegadas

El tribunal denegó las solicitudes de una orden judicial preliminar relacionadas con presuntas violaciones a la Ley de Radiodifusión Internacional, la Ley de Procedimiento Administrativo y los deberes fiduciarios de Pack como jefe de USAGM y presuntas actividades en exceso de su autoridad.

USAGM no respondió al correo electrónico de la VOA solicitando comentarios.

«La independencia editorial y la integridad periodística libre de interferencia política son los elementos centrales que sustentan la VOA y nos convierten en la voz de Estados Unidos», dijo el director interino de la VOA, Elez Biberaj.

“Un 83% constante de la audiencia de la VOA considera que nuestro periodismo es digno de confianza. Hay pocas organizaciones de medios, si es que hay alguna, que puedan reclamar tal confianza”, agregó Biberaj.

Los abogados del Departamento de Justicia argumentaron en una presentación la semana pasada, que las protecciones de libertad de expresión de la Primera Enmienda no se aplican a los periodistas de la VOA porque son empleados del gobierno federal, pero Howell no estuvo de acuerdo.

Dijo que era probable que los demandantes tuvieran éxito en probar que Pack y sus ayudantes «violaron y continúan violando» los derechos de la Primera Enmienda de los periodistas de la VOA «porque, entre otros efectos inconstitucionales, sus acciones resultan en la autocensura y la paralización de la expresión de la Primera Enmienda».

Howell citó una investigación sobre el corresponsal de la Casa Blanca de la VOA, Steve Herman, y dijo que «impone una restricción previa inconstitucional no solo al discurso de Herman, sino también al discurso de Chao y otros editores y periodistas de la VOA y las emisoras (de la agencia)».

El tribunal dictaminará más adelante sobre la denuncia completa presentada contra USAGM.

Lee Crain, el abogado de los demandantes, dijo que: “El tribunal confirmó que la Primera Enmienda prohíbe al Sr. Pack y a su equipo intentar tomar el control de estos medios periodísticos, investigar a sus periodistas por supuestos ‘prejuicios’ y tratar de influir o controlar el contenido de sus informes».

En un comunicado el viernes, Crain dijo que la opinión aseguraba que los periodistas de la VOA y las otras emisoras “pueden estar seguros de que la Primera Enmienda los protege de los esfuerzos del gobierno para controlar el contenido editorial y periodístico. Son libres de hacer exactamente lo que el Congreso pretendía: exportar al mundo el periodismo independiente al estilo de la Primera Enmienda».

Audiencia global

La VOA y sus emisoras hermanas tienen un vasto alcance global y han visto un aumento en lectores y espectadores en el último año en medio de la pandemia de coronavirus y la impugnada campaña presidencial de Estados Unidos de 2020. En el año fiscal 2020, la programación de noticias e información de las cinco emisoras de USAGM en conjunto alcanzó una audiencia semanal mundial de 354 millones de personas en 62 idiomas, un aumento de 4 millones con respecto a la audiencia récord del año pasado, según cifras de USAGM.

En un «memorando de opinión» de 76 páginas, Howell dijo que la VOA y las otras redes exportan «los valores cardinales estadounidenses de la libertad de expresión, la libertad de prensa y el debate abierto a los rincones oscuros del mundo donde la cobertura independiente y objetiva de los eventos actuales no está disponible de otra manera».

“Estos medios no tienen la intención de promover irreflexivamente las opiniones y aspiraciones políticas de un solo funcionario estadounidense, incluso si ese funcionario es el presidente de EE. UU.”, dijo Howell.

Pack «presuntamente ha tomado una serie de pasos desde su confirmación del 4 de junio de 2020 que socavan esta misión».

Los abogados que representaron a USAGM en la audiencia del 5 de noviembre argumentaron que Pack estaba usando poderes ampliados otorgados al CEO por el Congreso en una legislación destinada a mejorar la administración y la eficiencia de la agencia.

La orden judicial preliminar encontró que el cortafuegos legal “refleja que el Congreso determinó que este interés es de mayor importancia pública que el interés del gobierno general en la eficiencia”. Agregó que el tribunal reconoció que las emisoras tienen interés en mantener una apariencia de «la más alta credibilidad periodística».

Ann Cooper, profesora emérita de práctica profesional y periodismo internacional en la Escuela de Periodismo de Columbia en Nueva York, dijo que el papel de la VOA como una red independiente es crucial para sus audiencias.

Las regulaciones para proteger la independencia editorial de la VOA son «de gran importancia», dijo Cooper, quien como corresponsal extranjera veterana ha trabajado y viajado a algunos de los países más represivos del mundo.

“Si se quita esa salvaguarda y se permite un liderazgo que comienza a dictar la cobertura, por supuesto que perderá credibilidad. La VOA está sirviendo a países donde la gente ya ve lo que significa tener un portavoz del gobierno como medio. Eso no es para lo que están recurriendo a la VOA «, dijo Cooper.

Exención de visa J-1

La orden judicial prohibió la interferencia en las decisiones de personal editorial, con excepción de las visas J-1, permisos para periodistas internacionales con habilidades excepcionales.

En junio, Pack anunció una revisión «caso por caso» de las visas J-1, citando preocupaciones de seguridad nacional y refiriéndose a los hallazgos de un informe de la Oficina de Gestión de Personal que criticaba lapsos de años en las verificaciones de antecedentes de algunos miembros del personal.

Desde junio, la VOA tiene conocimiento de que solo se ha tomado una decisión en un caso J-1. La oficina de Pack firmó el mes pasado un memorando en el que rechazaba la solicitud de un periodista del Servicio Indonesio de la VOA para la renovación de la visa y el patrocinio de la tarjeta verde.

Las otras visas han expirado sin ninguna decisión que apoye o niegue la solicitud de renovación.

En el memorando, el juez dijo que la decisión de Pack de dar un mayor escrutinio a las solicitudes de visa J-1 estaba dentro de las «responsabilidades de evaluación y revisión» de USAGM, y citó el argumento de la defensa de que se emplea personal extranjero solo si no hay candidatos estadounidenses debidamente calificados disponibles.

Los periodistas de la VOA han dicho anteriormente que los colegas J-1 aportan conocimientos y habilidades valiosas más allá de la fluidez en un idioma que ayudan a la red a ampliar su alcance e interactuar con las audiencias.

Los titulares de visas J-1 cuyas visas expiraron dijeron a la VOA que sentían que la acción era discriminatoria y que dudaban que se llevarían a cabo las revisiones.

Serdar Cebe

ARCHIVO – Serdar Cebe, periodista de la División Turca de la Voz de América. Foto: Cortesía.

Uno de ellos, Serdar Cebe, un presentador de dos espacios, incluido el programa insignia de la división turca, «Studio VOA», debía volar a Estambul este domingo después de que terminara su período de gracia sin la renovación de la visa.

Cebe sabía que otros colegas de la VOA habían perdido sus visas J-1, pero dijo que no se preocupó hasta finales de agosto, cuando su jefe de servicio sugirió que el periodista se preparara para las malas noticias.

“Me sorprendió porque no lo vi venir. Pensé que Estados Unidos era el campeón mundial de la libertad de prensa y que nunca me encontraría en una situación en la que un periodista pudiera ser expulsado de la VOA debido a un problema de visa”, dijo Cebe en un intercambio de correo electrónico.

Periodista ve parcialización

Grace Oyenubi, una periodista nigeriana que trabajaba para el Servicio Hausa de la VOA, también dijo que la falta de renovación de visas parecía prejuicio.

“Simplemente siento que es discriminación. Es discriminatorio», dijo, y agregó que pasó controles de seguridad» rigurosos «antes de ser contratada por la VOA».

La pérdida de su visa tiene repercusiones para la familia de Oyenubi. Su esposo, cuya visa está ligada a la de Oyenubi, tuvo que dejar su trabajo y podrían verse obligados a desarraigar a su hijo de 7 años, que ha ido a escuelas solo en Estados Unidos.

El senador Jeff Merkley, un demócrata de Oregón, propuso en septiembre un proyecto de ley para otorgar una extensión temporal a los periodistas afectados por las demoras de (la visa) J-1.

Un portavoz de Merkley le dijo a la VOA que el senador «continúa presionando a sus colegas republicanos para que defiendan y apoyen el periodismo libre, justo e independiente en USAGM».

El portavoz agregó: “El senador Merkley tiene la esperanza de que enero marque el comienzo de un nuevo capítulo para USAGM, para los periodistas perjudicados por USAGM, y para la libertad de prensa en todo el mundo, y seguirá haciendo todo lo posible para apoyar esos esfuerzos del Senado ”.