Florida dejará de ser el estado del Sol por unos días

12

Muchos residentes del norte de Estados Unidos y turistas de todas partes del mundo desembarcan en Florida durante el invierno por su maravilloso clima, pero hay malas noticias: dejará de ser el estado del Sol por unos días.

La temperatura ha bajado de manera escalofriante en gran parte de la Florida, incluyendo el centro del estado donde amanecieron con 55 grados. Se prevé que descienda aún más a entre 20 y 30 grados allí y en el norte.

Los meteorólogos pronostican que es posible que hasta caigan copos de nieve el miércoles en esa zona y en los condados Duval y Clay en el norte de Florida.

“Nos espera un aire más frío que se mueve con vientos de casi 30 millas por hora”, dijo el meteorólogo de News 6, Troy Bridges con relación a Orlando donde la temperatura es de 55 grados, pero por el viento se siente como de 40 grados.

Hay probabilidades de lluvia de hasta 50 por ciento este martes en la noche, y también para el sur de Florida. Los condados Miami-Dade y Broward amanecieron con una fina lluvia.

Se emitió un aviso de congelamiento para la mayor parte del centro y norte de Florida y el frío obligó a Universal Orlando Resort a cerrar su parque acuático Volcano Bay hasta nuevo aviso. También suspendieron sus operaciones Typhoon Lagoon de Disney y Aquatica de SeaWorld.

La temperatura máxima estará el miércoles en los 50 grados y aumentará a 70 por ciento la probabilidad de lluvias durante la primera parte del día.

“No podemos descartar una ráfaga o dos en las zonas del norte, principalmente al norte del condado de Marion, cerca de Gainesville”, dijo Bridges.

En el condado Palm Beach, el muelle de Lake Worth fue cerrado al público el martes debido a las tormentosas condiciones, informó CBS12.com.

Los fuertes vientos y olas registrados en el muelle durante toda la noche representan un peligro para la seguridad pública, según funcionarios de la ciudad.

Las condiciones continuarán siendo monitoreadas y el malecón volverá a abrir una vez que los vientos fuertes y las olas se calmen.

Artículos relacionados de el Nuevo Herald

Pero el frío llegó para quedarse en el estado del sol posiblemente el resto de la semana. Para el viernes se pronostica lo que sería un récord de 20 grados en el interior de Florida y de 30 grados a los largo de la costa del norte.

Una mezcla copos de nieve y lluvia helada es posible principalmente al norte y al oeste de Jacksonville a última hora de la noche de este martes y el miércoles por la mañana. Piden a los conductores tomar precauciones cuando manejen por los puentes de la zona.

Florida recuperará su calidez al final de la semana cuando la temperatura suba a los 60 grados y la lluvia se aleje.