Inicio EEUU Fue detenida con su hija de 1 año. Ahora exige $60 millones...

Fue detenida con su hija de 1 año. Ahora exige $60 millones al gobierno de EEUU

Yazmín Juárez estuvo detenida junto a su hija de 1 año de edad en un centro de inmigración de Texas y sus abogados alegan que en esa instalación la niña desarrolló una infección respiratoria después de compartir la habitación con otros menores, algunos de los cuales estaban enfermos.

A la mujer, una inmigrante guatemalteca, la ingresaron en el centro familiar del sur de Texas en Dilley con su hija Mariee, donde la niña comenzó a padecer tos, congestión, secreción nasal y fiebre alta que a veces llegaba a los 104 grados, dijo R. Stanton Jones uno de los abogados de la firma Arnold & Porter, con sede en Washington, a CBS News.

Juárez afirma que su hija falleció semanas después de haber sido liberada, en mayo pasado. Ahora la mujer presentó un reclamo solicitando $60 millones al gobierno estadounidense por la muerte de la menor.

Sus abogados dijeron que ese reclamo se interpuesto también contra varias agencias gubernamentales y advirtieron que si el gobierno no lo resuelve, procederían a presentar una demanda.

El gobierno tiene seis meses para responder antes de que la firma pueda presentar una demanda.

“Habiendo tomado la decisión de encarcelar a niños pequeños, el gobierno de Estados Unidos es responsable de proporcionar condiciones de vida que sean seguras, sanitarias y apropiadas”, dijo Jones.

Después de que su hija se enfermó gravemente, Juárez le dijo a VICE News que su madre en Nueva Jersey le había transferido dinero para comprar té y limón para la niña.

ICE y otras agencias que aparecen en la reclamación dijeron que no harían comentarios sobre los litigios pendientes.

Jones también presentó un reclamo de $40 millones contra la Ciudad de Eloy, Arizona, que operó oficialmente el centro de detención de Dilley en virtud de un acuerdo de “transferencia” con ICE y la empresa privada de cárceles CoreCivic.

ICE y CoreCivic reemplazaron su acuerdo con Eloy en septiembre por uno con la Ciudad de Dilley.

Los defensores de los inmigrantes se han quejado durante mucho tiempo de que la atención médica en Dilley es deficiente.

ICE ha defendido la atención que brinda en Dilley, diciendo que los detenidos tienen acceso a médicos.

“ICE se toma muy en serio la salud, la seguridad y el bienestar de las personas que cuidamos”, dijo la portavoz Jennifer Elzea en un comunicado.