Inicio EEUU G-7 publica comunicado de amplio alcance, sus críticos responden

G-7 publica comunicado de amplio alcance, sus críticos responden

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha declarado que la cumbre del G-7 fue una «reunión extraordinariamente colaborativa y productiva» que avanzó en la lucha contra la pandemia de coronavirus, revivió la economía global y señaló a China por su mal comportamiento.

En declaraciones a los periodistas el domingo al final de la reunión en Carbis Bay, Inglaterra, Biden también elogió los acuerdos para abordar la corrupción, combatir ciberataques y poner fin a las finanzas públicas para proyectos de carbón. Sin embargo no fecha para alcanzar un acuerdo.

Los líderes del G-7 el domingo firmaron la Declaración de Carbis Bay, prometiendo «poner fin a

Los líderes del G7 posan para una foto con vista a la playa en el Hotel Carbis Bay en Carbis Bay, St. Ives, Cornwall, Inglaterra, el viernes 11 de junio de 2021.

Mil millones de dosis de vacunas

Los líderes del G-7 anunciaron la donación de 1.000 millones de dosis de vacunas para el mundo, la mitad de ellas de Estados Unidos. Se comprometieron a llevar a cabo una serie de acciones para poner fin a la pandemia y cómo prevenir una futura, incluido el aumento de la capacidad de fabricación mundial y la mejora de los sistemas de alerta temprana.

La Organización Mundial de la Salud ha dicho que se necesitan hasta 11.000 millones de dosis.

«El resultado de esta poco inspiradora cumbre será una pandemia prolongada que costará más vidas y medios de subsistencia, no solo en todo el mundo, sino en los propios países del G-7», dijo Tom Hart, director ejecutivo interino de ONE Campaign, una organización global para la salud y contra la pobreza.

Biden dijo que cree que existe la posibilidad de que «en 2022, entrando en 2023, podamos estar en condiciones de proporcionar otros 1.000 millones [de dosis de vacunas] de Estados Unidos».

Exención de patente de vacuna

El G-7 ha estado bajo presión de organizaciones humanitarias y alrededor de 100 países miembros de la Organización Mundial del Comercio, incluido Estados Unidos, para renunciar a las protecciones de propiedad intelectual de la tecnología de vacunas, la llamada exención de los ADPIC de la OMC. Sin embargo, el grupo optó por no hacerlo. En cambio, apoyará la fabricación en países de bajos ingresos a través de licencias voluntarias y transferencia de tecnología para aumentar la oferta mundial.

«Participaremos de manera constructiva en las discusiones» en la Organización Mundial del Comercio sobre el papel de la propiedad intelectual, según indicó la declaración final de los líderes del G-7.

“Esta cumbre del G7 vivirá en la infamia. Frente a la mayor emergencia sanitaria en un siglo y una catástrofe climática que está destruyendo nuestro planeta, no han logrado enfrentar los desafíos de nuestro tiempo”, dijo Max Lawson, director de Política de Desigualdad de la organización benéfica Oxfam.

Johnson y la canciller de Alemania, Angela Merkel, «están insistiendo en defender los monopolios de las empresas farmacéuticas sobre la vida de las personas, lo cual es completamente imperdonable».

Los líderes del G-7 se comprometieron a «explorar todas las opciones» para garantizar que los países de ingresos más bajos tengan acceso a las vacunas, incluida la «producción sin fines de lucro, a precios escalonados y transparentes» y pidiendo a los fabricantes que compartan el diez por ciento de las dosis producidas con COVAX, el mecanismo de intercambio de vacunas de la ONU.

G-7 y China

Biden dijo que estaba complacido con que el G-7 criticara a China.

La última vez que se reunió el G-7 no se mencionó a China, señaló el presidente de Estados Unidos. “Pero esta vez se menciona a China. El G-7 acordó explícitamente denunciar los abusos contra los derechos humanos en Hong Kong. China ha reprimido duramente a los uigures de minoría musulmana en Xinjiang y ha reprimido el movimiento prodemocrático de Hong Kong».

El comunicado dice que el G-7 “continuará consultando sobre enfoques colectivos para desafiar las políticas y prácticas ajenas al mercado que socavan el funcionamiento justo y transparente de la economía global. También pide a Beijing que «respete los derechos humanos y las libertades fundamentales, especialmente en relación con Xinjiang y aquellos derechos, libertades y alto grado de autonomía para Hong Kong consagrados en la Declaración Conjunta Sino-Británica y la Ley Básica».

Biden dijo en la rueda de prensa que «China tiene que comenzar a actuar de manera más responsable en términos de normas internacionales sobre derechos humanos y transparencia».

El grupo anunció un nuevo mecanismo de financiamiento de infraestructura para países de ingresos bajos y medianos, llamado «Reconstruir un mundo mejor» o «B3W», diseñado para competir con la Iniciativa de la Franja y la Ruta de China, la estrategia de inversión en desarrollo de infraestructura global fundamental para la política exterior de Beijing. El alcance y la fuente del financiamiento aún no están claros.

El domingo, China respondió diciendo que los días en que las decisiones globales eran dictadas por un «pequeño grupo» de países han quedado atrás.

Biden y Putin

Los reporteros estadounidenses le hicieron a Biden varias preguntas sobre la reunión programada para esta semana con el presidente ruso Vladimir Putin, y señalaron que las sanciones contra Moscú no han cambiado el comportamiento del líder ruso.

“Los autócratas tienen un poder enorme y no tienen que responder ante un público”, respondió Biden. «Y el hecho es que es muy posible que si respondo de la misma manera, que lo haré, no lo disuada, él quiere seguir adelante».

Biden dijo que estaba de acuerdo con la evaluación de Putin de que las relaciones entre sus dos países están en un punto bajo.

Sin embargo, un área de posible acuerdo con Rusia, según el presidente de Estados Unidos, sería la extradición mutua de los ciberdelincuentes que han atacado a sus respectivas naciones, algo que Putin ha dicho que favorece.

Deficiencia en la acción climática

Las organizaciones medioambientales critican que el G-7 no haya acordado plazos firmes para las acciones de lucha contra el cambio climático.

Johnson rechaza esa evaluación y dijo a los reporteros poco antes de que Biden hablara que realmente se logró mucho en este campo. «Creo que han sido unos días muy productivos», dijo. Además señaló que las naciones acordaron aumentar sus contribuciones para cumplir con un compromiso de gasto anual 100.000 millones al año para ayudar a los países más pobres a reducir las emisiones de carbono y hacer frente al calentamiento global.

«Esperábamos que los líderes de las naciones más ricas del mundo salieran de esta semana donde fue más fácil hablar sobre hacer algo sin hacer algo al respecto», dijo Catherine Pettengell, directora de Climate Action Network.

Biden el domingo por la noche se dirigió a Bruselas para sostener dos días de reuniones con los líderes de la OTAN y la UE antes de sus tan esperadas conversaciones con Putin el miércoles en Ginebra.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.

Publicidad