Golpe de Trump a “Obamacare” sacude a consumidores

La repentina acción por parte del presidente Donald Trump para suspender los pagos del gobierno federal a las aseguradoras de gastos médicos sacudió el viernes tanto al mundo de la política como al sector salud, ya que amenaza con incrementar las primas para millones, desestabilizar el mercado de seguros y llevar a los republicanos a una guerra civil sobre sus esfuerzos por derogar “Obamacare”.

Los demócratas, convencidos de que tienen una ventaja importante, prometieron presionar por un acuerdo bipartidista para restaurar el dinero antes de que finalice el año. Eso podría dividir al Partido Republicano. Por un lado, habrá pragmáticos que busquen evitar daños políticos derivados de perjudicar a los consumidores. Y por el otro, estarán los conservadores que exigen un mayor debilitamiento de la Ley de Salud y Cuidados Asequibles como precio para devolver los fondos.

“El pueblo estadounidense sabrá exactamente a quién culpar”, declaró el líder de la minoría en el Senado, Chuck Schumer, prácticamente desafiando a Trump a agravar lo que podría ser un asunto central durante las elecciones legislativas de 2018.

El dinero en cuestión va a compañías para reducir gastos externos como pagos compartidos y deducibles para consumidores de ingresos bajos y medios. Este año la suma ronda los 7.000 millones de dólares y ayudará a más de 6 millones de personas.

Poner fin a los subsidios afectará a las aseguradoras, ya que la ley del presidente Barack Obama requiere que reduzcan sus costos para los consumidores más pobres. Es posible que los operadores recuperen el dinero perdido al incrementar las primas en 2018 para las personas que adquieran sus propias pólizas de seguros de salud.

La Asociación Nacional de Comisionados de Seguros estima que la medida de Trump produciría un incremento en las primas del 12 al 15%, mientras que la Oficina de Asuntos Presupuestarios del Congreso, un organismo apartidista, coloca esa cifra en un 20%. Eso es adicional al incremento a las primas por el aumento en los costos de atención médica.

Los expertos señalan que la inestabilidad política en torno a los esfuerzos de Trump por debilitar la ley de salud de Obama, también podría provocar que más aseguradoras dejen los mercados. Como Trump señala con frecuencia, el próximo año, alrededor de la mitad de los contados contarán con una sola aseguradora en los mercados en línea creados por el “Obamacare”, un incremento respecto a la tercera parte en esa situación en 2017.

Trump se ha referido a los subsidios como rescates para las aseguradoras, a pesar de que los pagos y las reducciones de costo para los consumidores son un requisito de la ley.

Retirar los subsidios afectaría a más consumidores en los estados en los que ganó Trump el año pasado, incluyendo Florida, Alabama y Mississippi, que en los estados que ganó la demócrata Hillary Clinton. Casi el 70% de los seis millones de personas que se benefician de los subsidios viven en estados de mayoría republicana.

Loading...