Hamas amenaza con una “intifada” si Estados Unidos traslada su embajada a Jerusalén

El movimiento islamista palestino Hamas, que controla la Franja de Gaza, amenazó el sábado con “reavivar la intifada” si EEUU reconoce a Jerusalén como capital de Israel o decide trasladar ahí su embajada.

“No permitiremos este complot, les advertimos contra cualquier decisión en ese sentido y llamamos a nuestro pueblo a reavivar la intifada -rebelión de los palestinos contra Israel- si se toman decisiones injustas respecto a Israel”, aseguró Hamas en un comunicado.

“Jerusalén seguirá siendo árabe y palestina sean cuales sean las decisiones tomadas” sobre la ciudad santa, añadió el movimiento palestino, considerado como “terrorista” por Israel, EEUU y la Unión Europea.

El portavoz del presidente palestino Mahmud Abas declaró el viernes que un reconocimiento estadounidense de Jerusalén como capital de Israel “destruiría el proceso de paz” israelo-palestino.

El presidente Donald Trump prometió durante su campaña electoral del 2016 que trasladaría la embajada de su país a Jerusalén.

Una ley del Congreso adoptada en 1995 estipula que la representación diplomática de Washington en Israel debe estar en Jerusalén. Pero, desde hace dos décadas, una cláusula derogatoria, firmada cada seis meses por los presidentes estadounidenses, permite al ejecutivo bloquear su aplicación.

Trump deberá firmar o no esa cláusula el lunes, según el departamento de Estado, que indicó el viernes que aún no había tomado ninguna decisión al respecto.

En junio, Trump eligió seguir el ejemplo de sus predecesores y firmar la cláusula. “Quiero darle una oportunidad” al proceso de paz “antes de pensar en trasladar la embajada a Jerusalén”, alegó recientemente.

Su vicepresidente Mike Pence, que viajará a Jerusalén a mediados de diciembre, reafirmó sin embargo esta semana que la administración estadounidense se planteaba “seriamente” transferir su embajada a la ciudad santa.

La comunidad internacional nunca reconoció Jerusalén como capital de Israel, ni la anexión de su parte oriental conquistada en 1967. Las embajadas extranjeras están en Tel Aviv.

Los palestinos consideran por su parte que Jerusalén Este debe ser la capital del Estado al que aspiran.

Loading...