Invitaciones a discurso del presidente Trump intentan enviar mensaje

15

Cuando el presidente Donald Trump pronuncie su primer discurso ante una sesión conjunta del Congreso el martes, habrá varias personas en la audiencia que podrían ser afectadas adversametne por las políticas que intenta llevar adelante.

Varios legisladores demócratas han invitado a inmigrantes y extranjeros a estar presenetes en un esfuerzo por envair un mensaje a Trump. Entre los invitados están un doctor iraquí estadounidense que descubrió elevlados nivles de plomo en la sangre de muchos niños en Flint, Michigan, un doctor pakistaní estadounidense que presta cuidado crítico a pacientes en Rhode Island y la hija estadounidense de un refugiado palestino que ayuda a gente como su familia en su intent por venir a Estados Unidos.

Los legisladores generalmente tienen un pase para un invitado para el discurso presidencial y las invitaciones se extienden a familiares, amigos o votantes.

El senador demócrata Dick Durbin ha invitado a Aaima Sayed, una musulmana estadounidense cuyos padres la trajeron a Estados Unidos cuando ella tenía tres años, según informa la publicación Politico. Sayed es una estudiante de tercer año de medicina en la Universidad Layola, y califica para permiso de vivir y trabajar en Estados Unidos bajo DACA, el programa aprobado en 2012 por el entonces presidente Barack Obama. Trump ha dicho que considera seriamente detener ese programa.

Por su parte, Trump y su esposa, Melania, han invitado a su propio grupo de perssonas para escuchar el discurso presidencial, incluyendo el padre de un adolescente que fue muerto por un hombre que estaba ilegalmente en Estados Unidos, y las viudas de dos oficiales de policía cuyos presuntos asesinos también estaban en el país ilegalmente.

Jamiel Shaw Sr., cuyo hijo fue asesinado en 2008 por un hombre que ahora está está sentenciado a muerte en California, apoyó la campaña de Trump y pronunció un discurso en la convención republicana el año pasado.

Jessica Davis y Susan Oliver son las viudas del detective Michael Davis y el subalterno Danny Oliver, que fueron muertos en 2014. El sospechoso en el caso aguarda juicio.