Inicio EEUU Jueza de la Corte Suprema sufre caída y es hospitalizada

Jueza de la Corte Suprema sufre caída y es hospitalizada

La jueza de la Corte Suprema de 85 años, Ruth Bader Ginsburg, se fracturó tres costillas en una caída en su oficina en la corte y se encuentra en el hospital, informó la corte el jueves.

Ginsburg cayó la noche del miércoles y se llamó a la policía de la Corte Suprema para trasladarla al hospital de la Universidad George Washington en Washington, el jueves temprano, después de sentir malestar durante la noche, indicó la portavoz de la corte, Kathy Arberg.

La jueza fue ingresada en el hospital para recibir tratamiento y estar bajo observación después que las pruebas mostraron que se fracturó tres costillas.

Según USA Today, las pruebas revelaron que se fracturó tres costillas en el lado izquierdo y “fue ingresada para observación y tratamiento”.

En su ausencia, la corte recibió con una ceremonia en la sala de audiencias, al nuevo juez Brett Kavanaugh, quien se unió al máximo tribunal el mes pasado. El presidente Donald Trump y el nuevo fiscal general en funciones, Matthew Whitaker, estuvieron presentes.

Ginsburg ha tenido una serie de problemas de salud. Se rompió dos costillas en una caída en 2012. Enfrentó dos tipos de cáncer y se le implantó un stent para abrir una arteria bloqueada en 2014. También fue hospitalizada después de una mala reacción a la medicina en 2009.

Pero ella nunca se ha perdido los argumentos de la Corte Suprema. El tribunal no volverá a escuchar casos hasta el 26 de noviembre.

Las fracturas de costilla son comunes entre los adultos mayores, particularmente después de caídas. La severidad depende en parte de si las costillas están agrietadas o rotas en su totalidad, y cuántas se rompen. La gravedad de la lesión de Ginsburg no estaba claro.

Una rotura completa requiere asegurarse de que los dos extremos estén alineados, de modo que una pieza de hueso afilada no pinche los vasos sanguíneos u órganos cercanos. Las costillas rotas generalmente se curan solas entre seis semanas y un mes, y se aconseja a los pacientes que limiten la actividad vigorosa. Pero puede ser muy doloroso y controlar el dolor es clave. Una complicación principal es la neumonía, cuando los pacientes no respiran o tosen lo suficiente debido al dolor en las costillas.

Nombrada por el presidente Bill Clinton en 1993, Ginsburg rechazó las sugerencias de algunos liberales de que debería renunciar a los dos primeros años del segundo mandato del presidente Barack Obama, cuando los demócratas también controlaban el Senado y probablemente hubieran confirmado a su sucesor.

La jueza Ginsburg ha contratado empleados para el periodo que se extiende hasta 2020, lo que indica que no tiene planes de jubilarse. Ginsburg lidera la ala liberal de la corte.

USA Today también cita a CNN, a quien Ginsburg le dijo, en julio, “Ahora tengo 85”; “mi colega principal, el juez John Paul Stevens, renunció cuando tenía 90 años, así que creo que tengo al menos cinco años más”.