Junta de Supervisión Fiscal establece aprobar y certificar un nuevo plan para Puerto Rico

La Junta de Supervisión Fiscal (JSF) para Puerto Rico celebró el martes su primera reunión tras el huracán María, en la que decidió el inicio del proceso hacia un plan fiscal “revisado” y su intención de certificar en febrero dicho plan, a la vez que estableció un calendario para que organismos como la autoridad eléctrica entreguen sus planes de ahorro.

Durante su X reunión pública, la directora ejecutiva de la JSF, Natalie Jaresko, delineó el proceso para la certificación de un Plan Fiscal revisado junto con el Gobierno, dio luz verde a una nueva política de aprobación de contratos y mostró su respaldo a la nueva realidad de la isla tras el paso del huracán.

Varias actividades, incluyendo una evaluación de los daños causados por el huracán María, y planes nuevos para lograr reformas estructurales y fiscales, formarán parte del Plan Fiscal revisado.

La Junta de Supervisión llevará a cabo varias sesiones para escuchar opiniones de las partes interesadas hasta diciembre.

Su análisis del Plan Fiscal ocurrirá durante el mes de enero y la certificación se espera para el 2 de febrero de 2018.

Además se decidió establecer calendarios para que la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), la Autoridad de Carreteras y Transporte (ACT), Autoridad de Acueductos y Alcantarillados y la Universidad de Puerto Rico, entre otros, entreguen planes fiscales para certificación por la Junta.

“Las reformas fiscales y estructurales aprobadas por la Junta en el Plan Fiscal certificado el pasado 13 de marzo eran ambiciosas y habrían requerido unos niveles de esfuerzos sin precedentes de parte del Gobierno de Puerto Rico, pero habrían permitido que Puerto Rico lograra responsabilidad fiscal y acceso renovado a los mercados de capital”, dijo Jaresko.

“Los huracanes Irma y María han cambiado fundamentalmente la realidad de Puerto Rico y el Plan Fiscal revisado deberá tomar esa realidad en cuenta. La Junta de Supervisión está plenamente consciente de que la precaria situación fiscal del Gobierno conllevará un camino largo hacia la recuperación, y su compromiso de ayudar a Puerto Rico durante estos tiempos de dificultad es más fuerte que nunca”, aseveró.

A su vez, la Junta de Supervisión también adoptó una nueva política para la aprobación de contratos del Gobierno para asegurar que los contratos del gobierno “promuevan una justa competencia en el mercado” y “no sean inconsistentes con el Plan Fiscal aprobado”.

“La política presentada hoy está diseñada para salvaguardar estos principios en beneficio de la gente de Puerto Rico y para mantener nuestro enfoque en asegurar la responsabilidad fiscal”, añadió Jaresko.

“Como hemos dicho desde el principio, la transparencia es un componente intrínseco de PROMESA y un principio rector para los esfuerzos de la Junta de Supervisión hacia la revitalización de Puerto Rico”, explicó.

La reunión de la Junta también incluyó una actualización sobre la investigación independiente que conduce el Comité Especial sobre la deuda de Puerto Rico, y una presentación de parte de Noel Zamot, cuyo nombramiento como principal oficial de transformación de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) ha sido sometido a la corte.

La Junta de Supervisión, además, indicó que permanece comprometida con la recuperación de Puerto Rico a largo plazo, así como en asegurar que el Gobierno cuente con los recursos que sean necesarios.

“Reconociendo los actuales y futuros desafíos, la Junta de Supervisión continuará trabajando junto al Congreso y la Administración del presidente Trump”, dijo Jaresko.

Por último, la Jaresko indicó que la JSF seguirá “trabajando en apoyo del Gobierno para reconstruir la infraestructura de la isla y establecer un camino ordenado hacia adelante con la meta de reconstruir a Puerto Rico lo más rápido posible”.

Loading...