La Casa Blanca anuncia importante sesión sobre epidemia de opiáceos

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha programado para el martes una “gran sesión informativa” sobre la epidemia del consumo de opiáceos en los Estados Unidos, una crisis de salud que mata a más de 100 estadounidenses diariamente.

En medio de sus vacaciones de dos semanas en su club de golf de Nueva Jersey, Trump se reunirá con el Secretario de Salud y Servicios Humanos Tom Price para discutir el asunto.

Trump frecuentemente mencionó la crisis de los opioides como candidato presidencial, pero le ha dado menos atención pública desde que asumió el cargo en enero.

Una comisión creada por Trump para estudiar el asunto lo instó la semana pasada a declarar una emergencia nacional para hacer frente a lo que llamó la crisis que implica la epidemia de uso de opioides, enmarcando su número de muertos en el contexto de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

La comisión, encabezada por el gobernador republicano de Nueva Jersey Chris Christie, recomendó una serie de pasos que Trump podría tomar por su cuenta sin el Congreso.

Se pidió obviar una norma federal que restringe el número de personas que pueden recibir tratamiento de adicción residencial bajo el programa de atención médica de Medicaid para los pobres y discapacitados.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, los opioides fueron causantes de más de 33.000 muertes en Estados Unidos en 2015, el último año para el cual se dispone de datos, y las estimaciones muestran que la tasa de mortalidad ha seguido aumentando.

Price ha llamado a la epidemia una de las principales prioridades de su agencia. La comisión citó datos gubernamentales que demuestran que desde 1999 las sobredosis de opiáceos estadounidenses se han cuadruplicado, agregando que casi dos tercios de las sobredosis de drogas estadounidenses estaban vinculadas a opioides como la heroína y los potentes analgésicos Percocet, OxyContin y fentanilo.

Loading...