La tasa de mora de la banca mediana americana alcanza el nivel de 2008

7

La tasa de morosidad en los créditos con tarjeta ha alcanzado ya el nivel del gran crack de 2008. Según datos de la Rerserva Federal americana, a cierre de 2017 se encontraba en el 5,5%, cifra desconocida en Estados Unidos desde el año del derrumbe, que generó la mayor crisis económica mundial desde 1929.

Como se ve en el gráfico -las zonas sombreadas indican recesiones en el país-, la tasa de créditos impagados en el último año ha crecido a niveles de 2008. Este dato alimenta la tesis de cada vez más analistas y economistas, que alertan de una nueva recesión en Estados Unidos este año o, como muy tarde, en 2019.

Lo mismo se puede decir de otro dato que muestra el aumento desmesurado del endeudamiento en Estados Unidos, los créditos para la adquisición de coches. Según la misma fuente -la FED americana- la cifra de préstamos para la compra de automóviles supera los 1.112 millones de dólares -unos 1.000 millones de euros-.

De nuevo, la cifra supera a la de 2008 y apunta a un crecimiento del endeudamiento privado, que se une al ya conocido corporativo, en máximos. En Estados Unidos, la emisión de deuda corporativa ha crecido en 2017 por sexto año consecutivo.

Próxima recesión

Son solo dos ejemplos que inciden en la opinión de analistas y economistas sobre la incipiente nueva crisis económica en Estados Unidos, que está más próxima de lo que nos pensamos, según ha escrito Bill Brain, estratega de la consultora Mint Partners.

“La sensación de que una crisis está por llegar es muy similar a la de junio de 2007″, ha dicho Brain, que asegura que la próxima crisis vendrá de la crisis crediticia. La diferencia entre la rentabilidad de los bonos del Tesoro a dos y diez años –indicador que adelanta las recesiones– está a niveles de 2007.

Igual de apocalíptico se ha mostrado recientemente en una entrevista en prensa Jean Claude Trichet, el ex presidente del Banco Central Europeo (BCE). “Una nueva recesión podría llegar antes de lo que muchos creen”, señaló hace unas semanas. “Después de un largo periodo de crecimiento en Estados Unidos, la recesión llegará, aunque no sabemos cuándo”, dijo.

El propio Banco de España, en su último Boletín Económico -5 de abril-, advirtió del riesgo de “un ajuste brusco” en los mercados internacionales por los efectos de la política económica de Estados Unidos.

Guerra comercial

La guerra comercial entre Estados Unidos y China podría empeorar las cosas, acelerarlas. El mayor temor entre los analistas es que China imponga aranceles a los productos tecnológicos, lo que provocaría una caída de empresas como Apple o Tesla en Bolsa y afectaría en un 20% al Nasdaq.

Otros expertos, en cambio, admiten el riesgo de recesión en Estados Unidos pero la descartan en un plazo mínimo de 18 meses. Clay Erwin, jefe de renta variable de Banca Privada de JP Morgan ve fuerte la economía americana al menos hasta bien entrado 2019.