Legisladores demócratas piden a Obama que proteja a los jóvenes indocumentados ante Trump

“Cuando sea presidente, Trump va a saber dónde viven los dreamers, dónde estudian, quiénes son sus familiares”, advirtió el congresista por Illinois Luis Gutiérrez este miércoles. “Tenemos una responsabilidad de apoyar a los dreamers, y el presidente tiene la responsabilidad de estar con nosotros”, agregó en rueda de prensa en el Capitolio.

Gutiérrez compareció acompañado de más de una decena de legisladores, todos los cuales han suscrito —ya van más de 60 firmas— una carta a Obama en la que le instan a ejercer su autoridad presidencial para emitir un indulto para estos jóvenes indocumentados.

En la misiva, los congresistas subrayan “la incertidumbre, miedo y estrés” que sufren estos jóvenes con el cambio de gobierno y las amenazas de Trump de que revocará todas las órdenes ejecutivas de Obama, incluida la que instauró DACA.

Y aseguran que existen precedentes legales que les permiten afirmar que la autoridad presidencial de emitir un perdón “se extiende a violaciones civiles migratorias” como las que cometieron estos jóvenes al ingresar de forma ilegal en el país junto con sus padres.

La congresista Zoe Lofgren recordó en este sentido que en su primer día de presidencia, el 21 de enero de 1977, el demócrata Jimmy Carter firmó un perdón presidencial para los cientos de miles de hombres jóvenes que eludieron cumplir con el servicio militar para evitar ser enviados a la Guerra de Vietnam.

“Cuando Obama anunció el programa DACA, estos jóvenes dieron un paso adelante y asumieron el riesgo, dieron sus huellas dactilares, todos sus datos”, recordó Lofgren. “Estos chavales asumieron un riesgo y ahora le pedimos a Obama que también asuma él un riesgo, por ellos”.

Hasta ahora sin embargo, la Casa Blanca ha insistido en que esto no está en sus manos. “DACA se hizo con el uso de la autoridad ejecutiva y, obviamente, el próximo Gobierno puede hacer lo que quiera. En eso ha sido claro el presidente desde el principio, (Obama) quería legislación porque cualquier cosa que él tenga capacidad de hacer tiene carácter temporal”, dijo la directora de política nacional de la Casa Blanca, Cecilia Muñoz, a finales del mes pasado a la revista Education Week. Janet Napolitano es ahora presidenta de la Universidad de California, una de las múltiples instituciones académicas que han anunciado que no cooperarán con el Gobierno de Trump si este les pide que entreguen documentación de estudiantes en situación irregular. Pero Napolitano fue también secretaria de Seguridad Nacional en la época en que Obama implementó DACA. En entrevista con la radio pública NPR esta semana, recordó que los jóvenes que se inscribieron en el programa siempre supieron que el riesgo estaba ahí. “Siempre fue una posibilidad. Los documentos decían que esto se realizaba mediante el ejercico del poder ejecutivo. Y que el poder ejecutivo es algo que siempre se puede revocar”.

En entrevista con la revista Time, que lo acaba de nombrar personaje del año, Trump asegura que le gustaría buscar la manera de “encontrar una solución” para este grupo de jóvenes “que haga a la gente feliz y orgullosa”. “Fueron traídos aquí muy jóvenes, han trabajado aquí, han ido aquí a la escuela. Algunos eran buenos estudiantes. Algunos tienen trabajos fantásticos. Y están en tierra de nadie porque no saben qué va a pasar”, reconoció. Sin embargo, tal como subraya la publicación, Trump no dio marcha atrás en su promesa de revocar las órdenes ejecutivas de Obama. “Trump ha prometido revocar los permisos de trabajo de DACA y exponer a la deportación a los dreamers en el primer día de su presidencia. Esta promesa sigue intacta hoy”, afirmó Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice.

Entre los defensores de los migrantes existe profunda inquietud además por la decisión de Trump de nominar como fiscal general al senador Jeff Sessions, uno de los mayores oponentes a cualquier regulación migratoria.

La solicitud de un indulto presidencial no es la única maniobra que se gesta en el Capitolio para intentar proteger a los dreamers, una medida que cuenta, según las encuestas, con amplio apoyo entre los estadounidenses.

El senador demócrata Dick Durbin anunció la semana pasada que está trabajando con su colega republicano Lindsey Graham en una “solución legislativa” que permita proporcionar una “suspensión de deportación temporal para jóvenes inmigrantes mientras el Congreso trabaja en legislación para arreglar el quebrado sistema migratorio”.

Loading...