Legisladores esperan aprobar ley de gastos y evitar cierre del gobierno

10

Los legisladores en Washington tienen la esperanza de aprobar un proyecto de ley de gastos el jueves, que debe evitar el potencial cierre del gobierno este fin de semana.

A pesar de la peligrosa situación, los líderes de la Cámara de Representantes aún están tratando de unir a los republicanos tras un plan que pospondrá la mayoría de su restante trabajo para el año próximo.

Los líderes republicanos de la Cámara presentaron un plan el miércoles por la noche en una reunión a puerta cerrada, pero varios impulsores de gastos de defensa se opusieron a planes de postergar una batalla con los demócratas hasta enero.

Aún hay mucho tiempo para evitar un cierre del gobierno políticamente debilitante y tal situación disminuiría el éxito del partido esta semana al aprobar el proyecto de ley de reforma impositiva. Con los republicanos en control en Washington, no tendrían nadie a quien culpar por la debacle.

Algunos legisladores de estados afectados por huracanes también están preocupados de que el proyecto de ley de ayuda a desastres por 81.000 millones de dólares esté en riesgo de ser dejado atrás en el apuro por salir de Washington para las fiestas.

La próxima medida a corto plazo daría fondos al gobierno hasta el 19 de enero, dando tiempo a los legisladores el mes próximo para tratar de resolver temas aún pendientes.

Los legisladores dijeron que los republicanos evaluarían cuantos votos tienen para el plan y los líderes republicanos establecerán un curso de acción a partir de ahí.

El presidente de la comisión de regulaciones, Pete Sessions, de Texas, dijo que “no hay una dirección especifica ahora” sobre el camino a seguir. Sessions habló después de una reunión a puertas cerradas de una hora en el sótano del Capitolio.

Los demócratas se oponen a la agenda republicana debido a sus prioridades en el tema de inmigración y fondos para programas domésticos que no son atendidos. La oposición de los demócratas significa que los republicanos necesitan unidad entre ellos, lo que una vez más está probando ser difícil.