Lo que hay que saber sobre viajes a Cuba en la nueva era de Trump

Un ominoso comunicado del Departamento de Estado donde advierte sobre las visitas Cuba junto con la orden de expulsar a diplomáticos de la embajada cubana en Washington podría afectar los viajes de norteamericanos a la isla. Sin embargo, el problema tal vez no es tan grave como se podría temer.

Una de las razones es que las agencias de viajes, las aerolíneas y líneas de cruceros disponen de gran cantidad de visas de turista, documentos que muchos norteamericanos necesitan para viajar a la isla y cuentan con suficientes visas para que los viajeros elegibles puedan visitar Cuba en los próximos meses. De igual modo, los cubanoamericanos que tienen sus pasaportes cubanos actualizados aún pueden viajar.

“Por lo general le compramos entre 1,000 y 2,000 visas al consulado cubano. Tenemos muchas visas”, dijo Collin Laverty, presidente de la firma Cuban Educational Travel, que se dedica a organizar viajes a Cuba.

Después que Estados Unidos ordenó que 15 diplomáticos cubanos de la embajada cubana en Washington tenían que abandonar el territorio el martes, solo un empleado cubano -el cónsul general Alejandro Padrón Corral- se quedó en la sección consular. El viernes, la embajada dio a conocer una declaración donde dice que a pesar de la “arbitraria e injustificada decisión” de expulsar a sus empleados, la sección consular continuaría ofreciendo “todos los servicios de forma ininterrumpida”. La embajada pidió disculpas por las posibles demoras a la hora de procesar la documentación y culpó del problema a la decisión “inaceptable” que tomó Estados Unidos.

Los viajeros norteamericanos que solo necesitan visas de turistas para viajar y algunas otras categorías de viaje elegibles por lo regular pueden comprar sus visas en el aeropuerto o en el puerto antes de partir si es que no lo hicieron antes en alguna agencia de viajes. No les hace falta ninguna aprobación de antemano por parte del gobierno cubano.

Sin embargo, aquellos que necesiten visas especiales, como es el caso de los periodistas, ejecutivos de negocios con agendas oficiales, investigadores y los estudiantes matriculados en programas académicos en Cuba, tal vez tengan que esperar más tiempo para que sus visas sean aprobadas.

Los cubanoamericanos nacidos en Cuba que quieran viajar deberán también tener actualizado el pasaporte cubano, documento que debe renovarse cada cuatro años y revalidarse cada dos años. Los que necesiten pasaportes, renovaciones y cualquier otra documentación del consulado cubano también podrían enfrentar demoras.

“Hablamos con el cónsul cubano y nos dijo que todo seguiría igual, excepto que las cosas irían más lentas”, dijo Yanni Toledo, gerente de la agencia de viajes Airline Brokers, que vende boletos de avión y brinda otros servicios a Cuba. Toledo dijo que acaba de comprarle al consulado 500 visas a $50 cada una.

Airline Brokers vende cada visa por $75. Otras agencias de viajes las ofrecen a costo o cobran hasta $100.

La decisión de expulsar a los diplomáticos cubanos se tomó luego que EEUU retiró el 60 por ciento de su personal en la embajada en La Habana ya que, según dijo un canal oficial, Cuba demostró ser incapaz de asegurar el bienestar de los diplomáticos norteamericanos acreditados en la isla.

Desde hace varios meses, 22 empleados de la embajada padecen distintos problemas de salud, entre ellos pérdidas de la audición, mareos y problemas cognitivos. Las lesiones, dijo EEUU, se deben a un ataque acústico de naturaleza desconocida. Aunque no responsabiliza a Cuba de los ataques, dijo que La Habana tiene la responsabilidad de asegurar que sus diplomáticos no corren peligro en el país.

La reportera de el Nuevo Herald Nora Gámez Torres, contribuyó a este reportaje

Loading...