Los directivos de Silicon Valley se reúnen con Trump en Nueva York

Los grandes magnates de Silicon Valley desembarcarán este miércoles en la Torre Trump de Manhattan en una reunión que supondrá una primera toma de contacto con un presidente electo contra el que pidieron el voto, casi de forma unánime, en favor de Hillary Clinton. Larry Page, CEO de Alphabet —la matriz de Google—, acudirá junto a los principales dirigentes de empresas como Facebook, Apple o Tesla Motors para intentar acercar posturas con Donald Trump, que ha hecho declaraciones sobre la restricción de la migración y una mayor regulación de Internet contrarias a la ideología empresarial californiana. Tras las elecciones, Google comenzó la búsqueda de lobistas de corte conservador para amoldarse al nuevo clima político de Washington, según tres lobistas citados por Reuters.

El encuentro ha sido organizado por el yerno del presidente electo, Jared Kushner, el jefe de Gabinete Reince Priebus y Peter Thiel, el único financiero de la industria tecnológica que ha mostrado públicamente su apoyo a Donald Trump. Será una reunión introductoria de la que no saldrán acuerdos concretos ni anuncios de inversiones, según fuentes conocedoras de la agenda citadas por Reuters, pero servirá para que líderes tecnológicos como Jeff Bezos (Amazon), Tim Cook (Apple), Elon Musk (Tesla Motors) y Sheryl Sandberg (segunda de Facebook) se formen una primera impresión de las intenciones reales del republicano, al que ya felicitaron tras su victoria electoral.

De momento, Silicon Valley ha tomado la iniciativa en intentar entenderse con el futuro presidente. El Consejo de la Industria de la Tecnología de la Información (ITI, por sus siglas en inglés), un grupo empresarial sito en Washington que engloba a las principales compañías tecnológicas norteamericanas, se reunió el pasado viernes para discutir políticas en las que podrían llegar a acuerdos con Trump. Asimismo, Google se lanzó, tras las elecciones del 8 de noviembre, a la caza de lobistas de corte conservador y de un gerente para tratar de políticas públicas con la futura Administración que sirva como “enlace con grupos conservadores, libertarios y de libre mercado”, informa Reuters.

La victoria de Trump sorprendió a un Silicon Valley que, tras ocho años de una excelente relación con el Gobierno de Barack Obama, había mostrado un tibio apoyo a Clinton para frenar al republicano. El pasado febrero, el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, llegó a pedir “elegir la esperanza frente al miedo” en las elecciones. Durante la campaña, ambas partes chocaron en temas como la inmigración —el talento extranjero es clave en Silicon Valley—, la vigilancia de la Red por parte del Gobierno, los sistemas de encriptación y la exportación de la producción a otros países. Trump criticó a Apple, por ejemplo, por fabricar sus iPhones en China y no revelar al Gobierno federal cómo penetrar en su tecnología de encriptación.

Loading...