Inicio EEUU Manafort niega reporte de que se reunió con Julian Assange

Manafort niega reporte de que se reunió con Julian Assange

El exjefe de la campaña de Trump, Paul Manafort, niega un informe del periódico inglés The Guardian, acerca de que se reunió con el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, tres veces, incluso cuando se unió a la campaña de Trump.

“Esta historia es totalmente falsa y deliberadamente difamatoria”, dijo Manafort a través de un portavoz. “Estamos considerando todas las acciones legales contra The Guardian, que continuó con la historia incluso después de que mis representantes les notificaran que era falsa”.

Assange está refugiado en la embajada ecuatoriana en Londres para evitar un posible arresto y un juicio en los Estados Unidos.

The Guardian dijo que Manafort fue a la embajada tres veces, en 2013, 2015 y marzo de 2016, casi al mismo tiempo que comenzó a trabajar en la campaña presidencial de Trump.

El periódico no dijo de qué habrían hablado los dos. Tampoco citó fuentes para su historia.

WikiLeaks también niega la historia, calificando al reportero de “mentiroso en serie”.

“WikiLeaks está dispuesto a apostar a The Guardian un millón de dólares, y la cabeza de su editor, de que Manafort nunca conoció a Assange”, escribió en Twitter.

Manafort está en la cárcel esperando sentencia por delitos financieros.

WikiLeaks publicó miles de correos electrónicos del Partido Demócrata pirateados por Rusia con el objetivo de perjudicar la campaña presidencial de Hillary Clinton en 2016.

La investigación del fiscal especial Robert Muller sobre la intromisión de la campaña rusa incluye un esfuerzo para determinar si la campaña de Trump se alió con Rusia o con WikiLeaks.

Mientras tanto, fiscales de los Estados Unidos admitieron que cometieron un error cuando se refirieron accidentalmente a los cargos contra Assange durante un caso no relacionado.

Los defensores de la prensa libre han pedido a la jueza de distrito Leonie Brinkema de Estados Unidos que desestime los cargos. Han argumentado que todos saben que Assange está en la Embajada de Ecuador para evitar el arresto y que ya no hay razón para mantener esos cargos en secreto.

Los fiscales han dicho que el comentario inadvertido de que Assange fue acusado no constituye una confirmación de los cargos. También han dicho que, según el precedente legal, los cargos contra un acusado no se hacen públicos hasta su detención.

Brinkema se negó a decidir de inmediato y dijo: “Este es un caso interesante, por decir lo menos”.

Assange se refugió por primera vez en la embajada en 2012 para evitar ser procesado por presuntos delitos sexuales en Suecia.

Si bien los cargos a los que se enfrenta en los Estados Unidos no están claros, WikiLeaks ha publicado cientos de miles de cables diplomáticos de EE.UU. y documentos militares clasificados.