Mattis: “No estamos ganando en Afganistán”

El secretario de Defensa de EE.UU. Jim Mattis dijo a legisladores el martes que no se está ganando la lucha para estabilizar a Afganistán y prometió presentar una estrategia al Congreso para mediados de julio.

“No estamos ganando en Afganistán en estos momentos, y corregiremos eso tan pronto como sea posible”, dijo Mattis a l Comisión de Servicios Armados del Senado.

El secretario de Defensa reconoció que la Casa Blanca no tiene una estrategia para Afganistán, donde las fuerzas estadounidenses vienen luchando desde hace 16 años.

Mattis instó al Congreso a aprobar el presupuesto de su Departamento en lugar de una resolución de continuidad que se aprueba antes de que el presupuesto anterior venza, a fin de apoyar a las fuerzas estadounidenses a responder en todo momento mientras ayudan a batallar dos guerras.

El senador republicano John McCain, presidente de la Comisión, reconoció que el Congreso necesita aprobar un presupuesto, pero dijo que los legisladores necesitan también ver un plan del Pentágono para Afganistán que muestre cómo van a continuar en el futuro.

“Nos resulta difícil apoyarles cuando ustedes no tienen una estrategia”, señaló McCain.

El senador por Arizona destacó que el plan del gobierno anterior (de Barack Obama) era sencillo, solo “no perder”, pero no ha funcionado.

Cambio de Estrategia

El secretario Mattis declaró que se necesita un cambio de estrategia en Afganistán, y que Estados Unidos no puede retirarse porque los problemas que amenazan a este país y su economía provienen de lo que llamó “espacios sin gobernar”.

El senador McCain destacó la muerte el sábado de tres soldados estadounidenses y heridas a otro, en el ataque de un soldado de las fuerzas especiales afganas, y dijo que el Congreso y el Departamento de Defensa no debería pedir a las familias militares que sacrifiquen más sin tener una estrategia en Afganistán.

El Departamento de Defensa informó el lunes que el sargento Eric M. Houck, de 25 años; el sargento William M. Bays, de 29 años; y el recluta Dillon C. Baldridge, de 22 años, todos de la División Aerotransportada 101 del Ejército, perecieron en el ataque en la provincia de Nangarhar, en el este de Afganistán.

Loading...