México e Israel intentan rehacer sus lazos de amistad tras choque sobre muro

México, 30 ene (EFE).- Israel y México acordaron hoy trabajar para recuperar su histórica relación de amistad tras el choque diplomático que detonó este fin de semana el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, al apoyar al presidente de EEUU, Donald Trump, en su plan de construir un muro en la frontera sur.

Tras participar en una reunión privada en la Secretaría de Relaciones Exteriores mexicana a la que fue convocado por el Gobierno del país latinoamericano, este lunes el embajador de Israel en México, Jonathan Peled, aseguró que ambas naciones están “por arreglar, volver a la normalidad”.

Indicó que México e Israel “son dos países con una larga historia de amistad y una profunda relación política, económica y cultural, y ahora nuestro deber es volver a la normalidad”.

En breves declaraciones a medios a su salida de la Cancillería mexicana, Peled mostró la total voluntad institucional -sin dar detalles- para resarcir la buena sintonía existente desde hace décadas.

Habló de una “fuerte” amistad que será capaz de “superar cualquier declaración o asunto” entre estos dos países, que suscribieron en el año 2000 un tratado de libre comercio.

Según datos de la Secretaría de Economía (SE) de México, el comercio total entre países se situó en 841,9 millones de dólares en 2015, con un marcado déficit comercial para México de 547,9 millones de dólares.

México también es destinatario de grandes inversiones por parte de Israel como la de más de 2.000 millones de dólares que realizó la farmacéutica TEVA, la mayor productora de productos genéricos a nivel mundial, en México al adquirir Representaciones e Investigaciones Médicas (RIMSA).

Ambas naciones comparten desde hace décadas vínculos culturales y sociales, y prueba de ello es la existencia de una representativa comunidad judía, de unas 67.500 personas, según datos del instituto de estadísticas mexicano.

Para superar la crisis, y tras una creciente ola de críticas, el presidente de Israel, Reuvén Rivlin, hablará mañana con su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, informó hoy el digital “Ynet”.

A pesar de la voluntad del embajador y del propio Rivlin, recuperar la relación no será una tarea del todo fácil tras estas duras palabras de un Netanyahu que, como Trump, usó Twitter para hacer política y desatar alarmas.

“El presidente Trump está en lo correcto. Yo construí un muro en la frontera sur de Israel. Paró toda la inmigración ilegal. Gran éxito. Gran idea”, esgrimió el jefe de Gobierno de Israel el sábado.

“Estamos esperando una rectificación, una disculpa sería algo apropiado”, dijo hoy el ministro mexicano de Exteriores, Luis Videgaray, a la cadena Televisa.

Lejos de rectificar, Netanyahu negó que este tuit hiciera referencia a México.

“¿Quién mencionó México?”, dijo en una reunión con diputados de su partido Likud, y responsabilizó a los medios de la controversia creada con el país latinoamericano.

Las palabras de Netanyahu han levantado ampollas entre la propia comunidad judía en México.

A menudo reacias a hablar, el Comité Central de la Comunidad Judía de México se deslindó del mensaje de Netanyahu sobre el muro.

“No coincidimos con él en este punto de vista y rechazamos contundentemente su postura”, dijo en un boletín.

En declaraciones a Efe, la escritora de origen judío Sabina Berman pidió a Netanyahu que se disculpe con México, y atribuyó este comentario al interés del primer ministro de “halagar” a Donald Trump para poder negociar mejor con él.

Además, recordó que “cuando Estados Unidos les cerró las puertas a los judíos que huían de Hitler, México se las abrió”.

Simón Levy, director general de la Agencia ProCDMX, encargada de proyectos de inversión social e infraestructura en la capital, remarcó que la posición de Netanyahu “agrede” a México, por lo que debe “ofrecer una disculpa pública”.

Por otro lado, consideró que un tuit “no puede destruir la amistad y cooperación de tantas décadas entre Israel y México”.

El empresario Ricardo Silva calificó de “gran sorpresa” el mensaje de Netanyahu, y consideró que al ser “un asunto local” entre México y Estados Unidos no debería haber expresado su opinión.

“Nosotros somos judíos mexicanos, nuestro vínculo con Israel es el mismo vínculo que tiene un católico con el Vaticano”, señaló el también productor del programa de radio El Aleph.

Loading...