Política con Cuba: Los cambios no serán inmediatos

Pese a que el presidente Donald Trump anunció el viernes la cancelación “inmediata” de la apertura hacia Cuba, los cambios que su gobierno ha adoptado tienen que ser formulados en nuevas regulaciones que podrían tomar meses e incluso años en estar listas.

Trump anunció que vigilará estrictamente el cumplimiento de las condiciones para los viajes a Cuba, que están permitidos bajo 12 categorías, como visitas familiares, actividades educativas y competencias deportivas.

“Nuestra nueva política comienza haciendo cumplir estrictamente la ley de Estados Unidos”, dijo Trump. “Haremos respetar la prohibición de los viajes turísticos”, señaló.

Su gobierno ha propuesto bloquear los viajes que benefician a las empresas controladas por el ejército y los servicios de inteligencia y seguridad cubanos, y para ello está prohibiendo los viajes individuales. Las personas que quieran visitar Cuba tendrán que hacerlo en grupos.

Las nuevas propuestas no fueron dadas a conocer en detalle. Un memorando sobre seguridad nacional, firmado por Trump pide a los Departamentos del Tesoro y de Estado formular las regulaciones en 30 días. Cuando estén listas serán publicadas para que los ciudadanos hagan comentarios y se adopten revisiones si es necesario.

El Departamento del Tesoro, que autoriza los viajes a Cuba, informó en un comunicado que los viajes individuales no serán más permitidos con motivos de educación para obtener un grado académico. “El calendario de actividades del viajero no debe incluir tiempo libre ni de recreación en exceso”, indica la nota.

En su lugar, el Departamento autorizará los viajes en grupo patrocinados por una organización que mantenga un calendario de actividades a tiempo completo, que “mejore el contacto con el pueblo cubano, apoye a la sociedad civil y promueva la independencia de las autoridades cubanas”.

Hasta que se emitan las nuevas regulaciones, los viajeros que ya han comprado pasajes o han reservado hotel para viajar a Cuba hasta esta fecha serán autorizados.

Los contactos comerciales con Cuba que incluyen transacciones directas con entidades relacionadas con el ejército, y los servicios de inteligencia o seguridad cubanos que estarán prohibidas cuando se oficialicen las nuevas regulaciones, podrán continuar si fueron acordados antes de que se emitan las nuevas normas.

El envío de remesas autorizadas a Cuba tampoco cambiará. Las restricciones a ciertas transacciones incluidas en la nueva política hacia Cuba “no limitarán la habilidad de enviar o recibir remesas autorizadas”, dice el comunicado del Departamento del Tesoro.

Los contratos y licencias existentes, no serán afectados, se indica. Así mismo, las personas sujetas a la jurisdicción de Estados Unidos podrán seguir viajando con una autorización a Cuba, por vía aérea o en cruceros.

Pero, luego de que el Departamento del Tesoro emita las nuevas regulaciones, las transacciones de viaje con entidades prohibidas identificadas por el Departamento de Estado no serán permitidas.

El Departamento de Estado publicará una lista de entidades con las cuales no se podrá hacer transacciones directas.

Loading...