Pompeo viaja a México para reunirse con presidente electo

5

El secretario de Estado Mike Pompeo encabezará una delegación de miembros del gabinete estadounidense en México el viernes luego de unas elecciones que han generado un cambio radical de gobierno que podría ofrecer una oportunidad para los países vecinos de reparar las tensas relaciones _o empeorarlas.

Los lazos entre ambos países se han deteriorado marcadamente bajo el gobierno Donald Trump, que durante su campaña presidencial prometió construir un muro fronterizo y quien ha culpado repetidamente a México por los problemas económicos y sociales de Estados Unidos.

Más recientemente, los aranceles impuestos a manera de represalias entre México y Estados Unidos en medio de tensas negociaciones para la renovación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte han detonado los temores de una guerra comercial sin cuartel. Trump ha catalogado el pacto de libre comercio, que también incluye a Canadá, como uno que afecta los empleos para los estadounidenses.

Sin embargo, después de la aplastante victoria de Andrés Manuel López Obrador, de tendencia izquierdista, las tensiones se han relajado. Ambos líderes han hecho comentarios positivos después de una conversación telefónica realizada a principios de este mes; el muro no fue mencionado. López Obrador reemplazará al presidente Enrique Peña Nieto en diciembre.

Junto con Pompeo viaja el asesor de la Casa Blanca y yerno del presidente, Jared Kushner, que ha jugado un rol clave en mantener las relaciones con México, en parte por su estrecho vínculo con el secretario de Relaciones Exteriores mexicano, Luis Videgaray. La delegación estadounidense también cuenta con el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen.

El Departamento de Estado señaló que la visita tiene la intención de demostrar la fuerza e importancia de las relaciones entre México y Estados Unidos y la disposición del gobierno de Trump de trabajar con el próximo gobierno mexicano. La delegación completa se reunirá por separado con Peña Nieto y López Obrador y discutirá las formas de combatir las organizaciones delictivas transnacionales, la epidemia de opioides en las tensiones comerciales de Estados Unidos y la migración sin autorización legal.