Rubio y Menéndez piden a Trump que sancione a otros 10 altos funcionarios del gobierno de Maduro

Los senadores Marco Rubio y Bob Menéndez le pidieron al presidente Donald Trump el martes que sancione a otros 10 funcionarios de alto rango del gobierno venezolano, días antes de las elecciones del próximo domingo en el país sudamericano. La semana pasada, Trump advirtió que a Venezuela se le podrían imponer “acciones económicas severas y rápidas ”.

“Sin embargo, antes de la votación, la actual situación que vive Venezuela justifica que se le impongan sanciones a un sinfín de funcionarios responsables de defender el regimen de Maduro”, escribieron Rubio, republicano de la Florida, y Menéndez, demócrata de New Jersey.

El nombre más notorio en la lista de venezolanos que podrían ver congelados sus activos en Estados Unidos y prohibidas las visas para viajar al país bajo la solicitud de los dos senadores cubanoamericanos es el de Tibisay Lucena Ramírez, presidenta del Concejo Nacional Electoral de Venezuela. La lista incluye también a varios militares venezolanos, algo que se considera podría ser un intento norteamericano para quebrar las fuerzas armadas que siguen fieles al presidente Nicolás Maduro.

Además de Lucena Ramírez, los otros nueve nombres que aparecen en la lista son: Carlos Erick Malpica Flores, director del Departamento del Tesoro; Jesús Suárez Chourio, comandante del Ejército Bolivariano; Carlos Alfredo Pérez Ampueda, director de la Policía Nacional Bolivariana; Maria Iris Varela, ministra del Sistema Correccional Venezolano; Tarek William Saab, Defensor del Pueblo; Simón Alejandro Zerpa Delgado, vicepresidente de finanzas de la Compañía Estatal Petrolera PDVSA; Carlos Alberto Osorio Zambrano, jefe de la Región Estratégica de Defensa Integral; Rodolfo Clemente Marco Torres, brigadier general; y Rocco Albisini, presidente del Centro Nacional de Comercio Exterior, conocido como CENCOEX.

“Desafortunadamente, hay muchos individuos que deben ser sancionados”, escribieron Menéndez y Rubio. “Trataremos de revelar otros nombres dentro de algunos días”.

En una declaración que dio a conocer el 17 de julio, al día siguiente que los opositores de Maduro celebraron una masiva votación simbólica en su contra, Trump advirtió que “Estados Unidos no se quedará cruzado de brazos mientras Venezuela se desmorona”.

Si Trump le ordena o no a su gobierno imponer sanciones contra las personas que aparecen en la lista de los senadores es algo que aún no se sabe con certeza. Un alto funcionario de la Casa Blanca dijo la semana pasada que EEUU podría tomar medidas contra Venezuela incluso antes de la votación del domingo. Si finalmente se sanciona a los funcionarios que aparecen en la lista, es probable que ello ocurra rápidamente, quizás en una fecha tan temprana como el martes por la noche o el miércoles, para de este modo evitar que los que están en la mirilla tengan la oportunidad de transferir activos estadounidenses fuera del país antes de que se tome alguna medida.

La más seria de las posibles decisiones contra Venezuela que está considerando el gobierno de Trump sería la prohibición de importación de petróleo. Venezuela es el tercer suministrador de combustible que tiene EEUU y el petróleo es la única industria importante de Venezuela. Dicha opción, no obstante, podría ser la posibilidad última y más drástica de EEUU y quizás encuentre resistencia por parte de otros países de la región que Washington preferiría mantener de su lado, para presionar a Maduro.

Maduro quiere establecer una asamblea nacional constituyente para así reescribir y modificar la constitución del país y usurpar de forma efectiva todo el poder de la Asamblea Nacional, que fue elegida democráticamente, y que controlan los oponentes de Maduro. Rubio ha calificado el plan de Maduro como “una anulación completa del orden democrático en Venezuela”.

El martes, Samuel Moncada, canciller venezolano, y el attaché comercial de la embajada venezolana en Washington, Carlos Ron, acusaron a Rubio y al director de la CIA Mike Pompeo de conspirar secretamente con el fin de derrocar al regimen de Maduro para entonces instalar en el poder líderes amigos de EEUU.

Una y otra vez, Rubio ha apoyado una democracia venezolana que esté a cargo de dirigentes elegidos por el pueblo de Venezuela. Hace cinco días, Pompeo le declaró al Foro de Seguridad del Instituto Aspen que la CIA “tiene esperanzas de que haya una transición en Venezuela”.

Loading...