Rusia habría vulnerado firma de EE.UU. de software de votos

Hackers rusos atacaron a por lo menos un proveedor estadounidense de sistemas de votación días antes de los comicios presidenciales de 2016, de acuerdo a una publicación especializada que cita un informe de inteligencia de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA).

El documento gubernamental deja entrever que los hackeos relacionados con las elecciones penetraron en el sistema de votación de Estados Unidos más de lo que se sabía previamente.

El informe clasificado de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA por sus siglas en inglés) que la publicación digital The Intercept difundió en internet no indica si los hackeos tuvieron algún efecto en el resultado electoral. Pero dice que la inteligencia militar rusa atacó a una compañía de software electoral estadounidense y envió correos electrónicos a más de 100 funcionarios electorales locales a fines de octubre o principios de noviembre con el propósito de robar información.

La revelación coincidió con el arresto de Reality Leigh Winner, de 25 años, una contratista federal de Georgia, que fue acusada de recopilar, transmitir o perder información sobre defensa y enviarla a la prensa. Los documentos de los tribunales en contra de Winner no identifican al medio que recibió la información, pero según The Washington Post, una persona familiarizada con el caso dijo que los documentos fueron entregados a The Intercept.

El sitio web, que se especializa en asuntos de seguridad nacional, dijo que el documento de la NSA fue proporcionado de forma anónima y fue autenticado. “El reporte, con fecha de 5 de mayo de 2017, es el recuento más detallado de interferencia rusa en la elección que ha salido a la luz hasta ahora”, afirmó.

Las agencias estadounidenses de inteligencia se negaron a comentar al respecto.

La inteligencia militar rusa “ejecutó operaciones de ciberespionaje contra una compañía estadounidense en agosto de 2016 evidentemente para obtener información sobre programas informáticos relacionados con las elecciones y soluciones informáticas, de acuerdo con la información disponible en abril de 2017”, se indica en el documento.

Presumiblemente, los hackers utilizaron la información obtenida para crear una nueva cuenta de correo electrónico y lanzar una campaña de phishing contra organizaciones gubernamentales locales, según el informe. “Al final, los actores enviaron correos electrónicos de prueba a dos cuentas inexistentes relacionadas de manera ostensible con la votación a distancia, supuestamente con el propósito de crear esas cuentas para simular servicios legítimos”.

Ningún estado es mencionado en el documento.

La información en el documento filtrado al parecer tiene un alcance mayor que la evaluación difundida en enero por las agencias de inteligencia sobre los hackeos que tuvieron lugar.

“La inteligencia rusa obtuvo y mantuvo el acceso a elementos de múltiples comisiones electorales estatales o locales de Estados Unidos”, se afirmó en la evaluación.

El Departamento de Seguridad Nacional “evalúa que los tipos de sistemas que los actores rusos atacaron o vulneraron no tuvieron nada que ver con el conteo de votos”.

The Intercept se comunicó con la NSA y la oficina del director de inteligencia nacional para conversar sobre el documento y ambas agencias solicitaron que no lo difundiera.

Funcionarios de inteligencia estadounidense solicitaron a The Intercept que eliminara ciertas secciones del contenido.

The Intercept señaló que parte del material fue censurado a solicitud de las agencias federales de inteligencia porque no tenía “un interés público evidente”.

Loading...