Secretario de Defensa de EE.UU. visita base naval de Guantánamo

21

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Jim Mattis, visitó el jueves la base naval estadounidense en la Bahía de Guantánamo, Cuba, para brindar sus saludos navideños a los soldados. Fue la primera visita de un jefe del Pentágono en casi 16 años.

Mattis se reunió con los soldados, pero no visitó el centro de detención ni discutió las opciones para los detenidos. Su visita tuvo lugar en medio de la incertidumbre sobre la política del gobierno de Trump sobre el continuo uso de la prisión militar.

El presidente Donald Trump no ha liberado a ningún prisionero de Guantánamo ni ha agregado más a la lista de hombres que han recibido oficialmente permiso para regresar a sus países o para reasentarse en un tercer país.

Mattis es el primer secretario de Defensa en visitar la Bahía de Guantánamo desde que Donald Rumsfeld lo hiciera en enero de 2002, semanas después de que arribaran los primeros prisioneros desde Afganistán en las primeras etapas de la guerra contra el terrorismo. El centro de detención fue establecido para albergar presuntos terroristas poco después de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Mattis llegó a Guantánamo el miércoles por la noche y estuvo acompañado de un periodista de The Associated Press.

Cuarenta y un prisioneros continúan en detención. Diez han sido acusados por una comisión militar. A cinco se les ha aprobado salir, pero sus estatus están en dudas bajo la actual administración.

Eso deja 26 en confinamiento indefinido, aunque a algunos eventualmente se les podría dejar salir también o podrían ser enjuiciados.

Abogados están considerando nuevos desafíos legales, argumentando que una política de oposición a la liberación significa que el confinamiento de los detenidos no puede seguir siendo justificado como una medida temporal en tiempos de guerra.

El presidente Barack Obama trató de cerrar el centro de detención, pero el Congreso lo impidió. Los legisladores objetaron la transferencia de detenidos a prisiones en Estados Unidos.

Mattis ha dicho poco en público sobre la prisión de Guantánamo desde que asumió el cargo en enero. El tema no fue planteado en su audiencia de confirmación en el Senado.

El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, visitó el centro de detención de Guantánamo en julio. Sessions destacó el apoyo del gobierno a mantener abierta la prisión.