Senadora: Mueller construye caso de obstrucción de justicia contra Trump

La demócrata de más alto rango en la Comisión Judicial del Senado, la senadora Dianne Feinstein, dice creer que se está “armando un caso de obstrucción de la justicia” contra el presidente Donald Trump como parte de la investigación sobre la interferencia rusa en las elecciones de 2016.

“Lo que estamos comenzando a ver es que se está armando un caso de obstrucción de justicia”, dijo la senadora Feinstein durante una entrevista en el programa Meet the Press de la cadena NBC.

La senadora argumentó que la admisión de culpabilidad del ex asesor de seguridad nacional, Michael Flynn, anunciada el viernes; la otra admisión de culpabilidad del ex asesor en política exterior de Trump, George Papadopoulos; y la imputación del ex presidente de campaña, Paul Manafort y su socio, Rick Gates, parecen apuntar en esa dirección.

Mueller fue nombrado fiscal especial poco después de que el presidente Trump despidió al director del FBI, James Comey en mayo; un mes después de su destitución, Comey testificó ante el Congreso que Trump lo presionó para que el FBI dejara de investigar los contactos entre Flynn y funcionarios rusos en las semanas previas a su investidura.

La senadora Feinstein cree que Comey fue despedido “por no aceptar levantar la nube sobre la investigación rusa” e indicó que eso constituye “obstrucción de justicia”. Feinstein señaló que su propia comisión, presidida por el republicano Chuck Grasley, ya está explorando también esa posibilidad.

El domingo, el presidente negó nuevamente haber ejercido tal presión. “Yo nunca pedí a Comey que dejara de investigar a Flynn”, dijo en un tuit antes del amanecer. “Solo son más noticias falsas de otra mentira de Comey”.

El mandatario también se refirió a la otra noticia explosiva del fin de semana: que uno de los miembros del equipo de investigadores de Mueller, el exagente del FBI, Peter Strzok, fue apartado de sus funciones luego de ser descubierto intercambiando mensajes electrónicos despectivos de Trump y en apoyo a Hillary Clinton con su amante, otra agente asignada en la misma investigación de la interferencia rusa.

Strzok también fue uno de los principales actores en la investigación del uso de un servidor de correos privado por parte de Clinton que no derivó en cargo alguno contra la ex secretaria de Estado.

“Ahora todo comienza a tener sentido”, ironizó Trump.

“Después de tantos años de Comey, con la falsa y deshonesta investigación de Clinton (y más), manejando el FBI, su reputación está hecho añicos —¡la peor de la Historia!”, tuiteó. De igual manera retuiteó un comentario en el que se pide al actual director del FBI, Chris Wray “limpiar la casa”.

Pero Feinstein insiste que precisamente la evidencia en el caso de obstrucción está apareciendo en parte en “los continuos tuits” del presidente en los que ha renovado sus ataques contra el FBI y la investigación de Mueller precisamente dos días después de que Flynn aceptó cooperar con la investigación como parte de su admisión de culpabilidad.

Otro senador republicano, Lindsey Graham, coincidió en advertir a Trump que los comentarios que hace sobre las investigaciones en curso son “a riesgo propio”.

En entrevista con el programa Face the Nation, de la cadena CBS, Graham declinó opinar sobre los prospectos de obstrucción de justicia y dijo estar más preocupado pore la posible coordinación entre la campaña de Trump y los rusos.

“Si hubo coordinación entre la campaña de Trump y los rusos, no puedo pensar en otra persona que haya sabido más sobre eso que Flynn”, dijo.

Loading...