Servicios y alimentos impulsan precios al productor en EE.UU

20

Los precios al productor en Estados Unidos subieron más de lo previsto en marzo, impulsados por un incremento en los costos del cuidado de la salud y los alimentos, lo que apunta a un incremento sostenido de las presiones inflacionarias.

El Departamento del Trabajo dio a conocer que su índice de precios al productor para demanda final subió un 0.3 por ciento el mes pasado, tras avanzar 3 décimas en febrero.

Eso hizo que el avance del Índice de Precios al Productor, IPP interanual se ubicara en un 3 por ciento, mientras que en febrero de 2.8 por ciento. Economistas consultados en un sondeo de la agencia Reuters proyectaban que el IPP subiera 1 décima el mes pasado y casi un 3 por ciento en la comparación interanual.

Una medida clave de las presiones subyacentes a los precios al productor que excluye servicios de alimentación, energía y comercio subió un 4 décimas el mes pasado, avanzando por el mismo margen por tercer mes consecutivo.

El denominado IPP subyacente aumentó un 2.9 por ciento en los 12 meses hasta marzo, su mayor alza desde agosto de 2014, tras trepar un 2.7 por ciento en febrero.

La amplia base del alza de los precios mayoristas respalda las opiniones que indican que la inflación podría acelerarse este año. Los economistas creen que un mercado laboral ajustado, un dólar débil, el estímulo fiscal generado por el paquete de rebajas de impuestos y el aumento del gasto gubernamental impulsará la inflación hacia el objetivo del 2 por ciento establecido por la Reserva Federal.

Escuche este informe aquí.