Sondeo: Profunda división sobre el control de armas

Un nuevo sondeo revela que los estadounidenses están profundamente divididos sobre la política de armas de fuego, igual que lo están con la inmigración, la atención de salud y otros asuntos que han polarizado la nación.

El estudio, dado a conocer el jueves por el Pew Research Center, muestra enormes diferencias entre los propietarios de armas y aquellos no las poseen.

Más de la mitad de los primeros apoyan la creación de una base de datos para rastrear las ventas de armas de fuego, y un 80 por ciento de quienes no poseen esas armas, apoyan el esfuerzo.

Poco menos de la mitad de los propietarios de armas respaldan una proscripción de las armas de asalto, comparado con cerca de un 80 por ciento entre los que no poseen armas de fuego.

Sobre los cargadores de proyectiles de alta capacidad, cerca de 45 por ciento de los propietarios de armas apoyan una prohibición de los mismos, mientras que cerca de tres cuartas partes de los no propietarios lo hacen.

Sin embargo, tanto propietarios como no propietarios de armas están de acuerdo en prevenir que personas con ciertas enfermedades mentales compren armas de fuego. Alrededor de un 90 por ciento de los entrevistados de ambos grupos creen que las enfermedades mentales son una razón para que se prohiba la venta de armas a las personas que sufren de esos padecimientos.

El sondeo revela también que un 80 por ciento de los propietarios de armas cree que las listas federales de las personas prohibidas de viajar por avión no deben ser permitidas a comprar armas.

​Revision de Antecedentes

Una fuerte mayoría en ambos grupos respalda la revisión de antecedentes de los compradores de armas, tanto en transacciones privadas como en ferias de exhibición.

La encuesta también encontró que al menos dos terceras partes de estadounidenses han vivido en un hogar donde hay un arma. Más de la mitad de los entrevistados nunca ha tenido un arma o ha disparado una.

De los estadounidenses que tienen armas, un 15 por ciento dice que la ha disparado o ha amenazado con dispararla con propósitos de defensa.

Cargada, fácilmente accesible

Cerca de 40 por ciento de los propietarios de armas dicen que sus armas están cargadas y fácilmente accesibles todo el tiempo cuando están en casa.

De los entrevistados, unos 1.300 se identificaron como propietarios de armas, mientras que más de 2.600 dijeron que no tienen una.

La mayoría de los propietarios de armas se describieron como hombres republicanos blancos.

El estudio también reveló que los residentes del noreste del país tienen menos probabilidad de poseer un arma que cualquier otra región de Estados Unidos.

Loading...