Southwest elimina vuelos a Varadero y Santa Clara

En otra señal más de las dificultades del mercado de los vuelos comerciales Cuba, Southwest, una de las pocas aerolíneas que cubre varias ciudades cubanas desde el sur de la Florida, dejará de volar a Varadero y Santa Clara.

El cambio, anunciado el miércoles, se hace efectivo el 4 de septiembre. La aerolínea mantendrá sus dos vuelos diarios directos a La Habana desde el Aeropuerto Internacional de Fort Lauderdale-Hollywood. Southwest también ha solicitado al Departamento de Transporte federal permiso para un tercer vuelo diario de ida y vuelta entre Fort Lauderdale y La Habana.

El anuncio ocurre menos de dos semanas después que el presidente Donald Trump anunciara nuevas restricciones de viajes a la isla. Los estadounidenses ya no pueden participar en viajes individuales en la llamada categoría de pueblo a pueblo, y tienen prohibido hacer negocios con entidades que sean propiedad o estén controladas por los militares cubanos. Pero el gobierno federal todavía no ha emitido directrices de cómo funcionarán exactamente las nuevas regulaciones.

Sin embargo, Southwest hizo hincapié en que la decisión de descontinuar sus vuelos a Varadero y Santa Clara se debe al reto de estimular la demanda en un nuevo mercado como el cubano, dijo en un comunicado el portavoz de la aerolínea, Brad Hawkins.

“La decisión de descontinuar estos vuelos no está directamente vinculado con los recientes cambios de política, sino que sigue a muchos meses de revisar nuestro desempeño en los mercados de Varadero y Santa Clara”, dijo Hawkins. “Desafortunadamente, no vemos una forma sostenible de servir estos mercados, debido a las restricciones que ya existen para que los norteamericanos visiten Cuba libremente”.

Varadero en particular, una localidad en la costa noroeste de la isla, es conocida por sus hermosas playas y centros turísticos, no por las experiencias culturales pueblo a pueblo en que los viajeros estadounidenses pueden participar. Bajo las reglas establecidas por el gobierno de Barack Obama, los estadounidenses no pueden viajar a la isla con fines de hacer “turismo”, sino en alguna de las 12 categorías aprobadas, que incluyen viajes por razones familiares, educativas y religiosas.

Desde que los vuelos comerciales a Cuba comenzaron en agosto, la mayoría de las aerolíneas han reducido o eliminado completamente el servicio a la isla.

En junio, Spirit Airlines y Frontier Airlines salieron del mercado cubano, eliminando vuelos a La Habana desde Fort Lauderdale, en el caso de Spirit, y desde Miami en el caso de Frontier. Silver Airways redujo todos sus vuelos a nueve destinos en la isla en marzo.

Por su parte, American Airlines redujo vuelos desde el Aeropuerto Internacional de Miami a Holguín, Santa Clara y Varadero, de dos diarios a uno solo, en noviembre. American sigue siendo la única aerolínea que sigue ofreciendo vuelos desde el sur de la Florida a ciudades cubanas que no sean la capital. JetBlue Airways decidió usar aviones más pequeños en varias rutas, como sus vuelos desde Fort Lauderdale a La Habana, Santa Clara, Holguín y Camagüey a partir del 31 de mayo, lo que significó una reducción de 300 asientos diarios en todas sus rutas.

Los viajeros que tengan reservaciones para vuelos a Varadero y Santa Clara el 5 de septiembre o más adelante, recibirán un reembolso, informó Southwest.

Loading...