Suspenden llegadas de vuelos al aeropuerto JFK por un conducto de agua roto

14

Un conducto de agua roto inundó este domingo una terminal en el aeropuerto John F. Kennedy (JFK) de Nueva York, que ha sufrido el embate del temporal los últimos días, y obligó a las autoridades a suspender la llegada de vuelos internacionales al área afectada.

“La rotura de un conducto de agua en la terminal 4 de JFK ha llevado a suspender los vuelos internacionales que van hacia la terminal”, informó la Autoridad portuaria de Nueva York y Nueva Jersey en su cuenta de Twitter.

Aunque en un principio, a las 15.00 hora local, el aeropuerto solo comunicó que se producirían retrasos en los vuelos, hora y media después especificó que no habría llegadas internacionales pero las salidas no se veían afectadas.

En imágenes grabadas por medios locales se observan las instalaciones aeroportuarias con el suelo lleno de agua, que parece escapar de manera profusa de una tubería situada en el techo.

De acuerdo al canal CBS, además un apagón cortó la energía y la calefacción en la terminal se vio afectada por ese conducto roto, que llenó de agua la parte oeste de las instalaciones hasta alcanzar unas tres pulgadas.

El interior de la carretera en el área de llegadas tuvo que ser cerrado debido al exceso de agua, pero el exterior permaneció abierto. Los pasajeros que ya habían aterrizado fueron trasladados a otras terminales para que continuaran con el proceso de llegada.

Por otra parte, el aeropuerto informó de un mayor tráfico de lo habitual en la terminal 4 y del normal funcionamiento del AirTrain, que sirve de transporte entre terminales.

El suceso de hoy se suma a los contratiempos que ha experimentado JFK en las últimas horas como consecuencia de la tormenta de nieve que llegó el jueves a Nueva York e interrumpió la rutina del concurrido aeropuerto.

Este domingo, todavía había vuelos cancelados y retrasados en Nueva York, sobre todo debido a la reubicación de otros viajes que se habían visto afectados por el temporal, ya que buena parte de JFK tuvo que cerrar por la nevada del jueves.

Según el portal Flightaware, en torno a las 17.00 hora local había 185 vuelos retrasados y 45 cancelados con destino en ese aeropuerto, mientras que los vuelos de salida retrasados eran 196 y los cancelados 48.

El sábado por la noche, según recoge el canal ABC 7, se podía ver a numerosos viajeros durmiendo o esperando en el aeropuerto de JFK.

El “frío extremo” del sábado generó problemas en el centro, entre ellas la reducción de personal, el exceso de pasajeros, el fallo de los equipos de trabajo o las dificultades en la gestión de los equipajes, explicó el aeropuerto en un comunicado.

En este sentido, el canal señala que algunas puertas de acceso a los aviones estaban tan heladas que dificultaban sacar los equipajes y obligaron a los pasajeros a permanecer en las naves más tiempo.

Asimismo, hubo vuelos que tuvieron que cambiar de ruta sobre la marcha el sábado por la noche y aterrizar en Atlanta, Filadelfia o Boston, desde donde los pasajeros debieron hacer gestiones para llegar a Nueva York.