Inicio EEUU Trump canta el himno en final del fútbol americano colegial

Trump canta el himno en final del fútbol americano colegial

El presidente Donald Trump cantó el himno nacional de Estados Unidos antes del juego entre Alabama y Georgia en la final del fútbol americano universitario, meses después de criticar a los jugadores profesionales que se arrodillan en ese momento para protestar por las injusticias raciales.

El presidente fue recibido por decenas de miles de personas en Atlanta entre aplausos y abucheos. Después de ser escoltado al campo por miembros del Cuerpo de Capacitación de Oficiales de la Reserva (ROTC por sus iniciales en inglés), el mandatario se mantuvo de pie con la mano sobre el corazón y cantó algunas palabras del himno entonado por la Zac Brown Band de Georgia y un coro de góspel.

“Queremos que se respete nuestra bandera”, dijo Trump horas antes durante un discurso en Nashville, Tennessee, “y queremos que también se respete nuestro himno nacional”.

La mayoría de los jugadores universitarios permanecieron en los vestuarios durante el himno.

El presidente observó el juego desde un palco privado con vista a la banca de Alabama, rodeado de estudiantes del ROTC. El periódico Tuscaloosa News había reportado que él hablaría en la transmisión radiofónica de Alabama durante el encuentro, pero eso no ocurrió en la primera mitad. Tampoco concedió entrevista a la cadena ESPN que transmitió el partido, a pesar de que intentó conseguirla.

Triunfo en la prórroga

Trump dejó el estadio después de los dos primeros períodos y con Georgia al frente 13-0. El cantante de rap Kendrick Lamar, quien ha sido crítico del presidente, ofreció el espectáculo del medio tiempo.

No se quedó para ver a Tua Tagovailoa lanzar un pase de 42 yardas para que DeVonta Smith anotara en el tiempo extra, y Alabama superó el lunes 26-23 a Georgia, con lo que conquistó su quinto título nacional en el fútbol americano universitario desde 2009.

Tagovailoa, quarterback de primer año, completó el envío decisivo después de ser capturado en la primera jugada del Crimson Tide durante el alargue. Esa captura, que incluyó un duro golpe, implicó una pérdida de 16 yardas y dejó a Alabama en una situación muy comprometida.

Los Bulldogs de Georgia (13-2) fracasaron en su intento de conseguir su segundo título, tras coronarse en 1980.