Trump celebra acuerdo para reabrir el gobierno pero deja en el aire el tema de inmigración

10

El presidente Donald Trump celebró el lunes el acuerdo alcanzado en el Senado para reabrir la Administración federal en las próximas horas, pero advirtió de que solo llegará a un pacto sobre inmigración con el Congreso si lo que le proponen los legisladores “es bueno para el país”.

“Me alegro de que los demócratas en el Congreso hayan recobrado el sentido y ahora estén dispuestos a financiar nuestro gran Ejército, patrulla fronteriza, servicios de emergencia y seguros médicos para niños vulnerables”, dijo Trump en un comunicado leído por su portavoz, Sarah Huckabee Sanders, en una conferencia de prensa.

“Como siempre he dicho, una vez que la Administración esté financiada, mi gobierno trabajará para resolver el problema de la muy injusta inmigración ilegal. Alcanzaremos un pacto a largo plazo sobre inmigración si, y solo si, es bueno para el país”, añadió el presidente.

El Senado votó hoy a favor de avanzar una propuesta presupuestaria para reabrir la Administración federal en las próximas horas, después de que la falta de acuerdo entre demócratas y republicanos provocara la extinción de los fondos en la medianoche del viernes pasado.

Trump confía en firmar el proyecto de ley esta misma tarde, una vez que se produzca el voto final en el Senado y la Cámara de Representantes, según explicó su portavoz.

La propuesta financiaría las actividades de la Administración de Trump hasta el próximo 8 de febrero, algo que la minoría demócrata ha aceptado con la condición de negociar durante ese plazo un acuerdo de inmigración para proteger a cientos de miles de jóvenes indocumentados conocidos como “soñadores”.

El líder de la minoría demócrata del Senado, Charles Schumer, dijo el lunes que el líder republicano en esa cámara, Mitch McConnell, se ha comprometido a que, si no hay acuerdo de inmigración antes del 8 de febrero, “el Senado procederá inmediatamente a la consideración de la legislación” sobre los “dreamers (soñadores)”.

Los demócratas impidieron el pasado viernes la aprobación del presupuesto al vincular su apoyo a que Trump y los republicanos accedieran a regularizar a los “dreamers”, después de que el mandatario pusiera fin al programa con el que el expresidente Barack Obama protegió a esos jóvenes de la deportación, llamado DACA.

Preguntada hoy por si Trump apoya que se abra una vía a la ciudadanía para los “dreamers” o prefiere que simplemente se les conceda estatus legal, Sanders dijo que eso formará “parte de las negociaciones” con el Congreso, pero que la Casa Blanca quiere “encontrar una solución permanente” para esos jóvenes.

En cuanto a si la Casa Blanca quiere proteger solo a los 690,000 “dreamers” que estaban protegidos por DACA hasta septiembre pasado, o podría aceptar un programa para una población más amplia de indocumentados, Sanders tampoco aclaró su posición, pero dijo que el gobierno de Trump está “abierto a tener un debate” sobre eso.