Trump desoye decisiones judiciales y sigue adelante con veto a inmigrantes

El presidente de EEUU, Donald Trump, defendió su polémico veto temporal a la entrada de refugiados y ciudadanos de siete países de mayoría musulmana, pese a la ola de protestas que ha provocado dentro y fuera del país norteamericano.

En su primera semana desde que juró el cargo el pasado 20 de enero, Trump ha causado una enorme controversia y ha soliviantado a medio mundo con la orden ejecutiva que firmó este viernes, como herramienta para luchar contra el terrorismo yihadista.

El decreto ley suspende el ingreso en EEUU de todos los refugiados durante 120 días, así como la concesión durante 90 días de visados a siete países de mayoría musulmana con historial terrorista -Libia, Sudán, Somalia, Siria, Irak, Yemen e Irán- hasta que se establezcan nuevos mecanismos de vigilancia más estrictos.

Pese al aluvión de críticas de líderes internacionales, legisladores demócratas y republicanos (el partido de Trump), y los fallos adversos de varios jueces federales, ni el presidente ni su Administración mostraron hoy signo alguno de dar marcha atrás.

“Nuestro país necesita fronteras sólidas y un escrutinio extremo, AHORA. Miren lo que está sucediendo en toda Europa y, ciertamente, en el mundo – ¡un lío terrible!”, afirmó Trump en un mensaje publicado en su cuenta personal en la red social Twitter. “Los cristianos en Oriente Medio han sido ejecutados en grandes cantidades. ¡No podemos permitir que este horror continúe!”, agregó Trump, en una aparente alusión a los crímenes cometidos por grupos yihadistas como el Estado Islámico (EI).

Además, la Casa Blanca emitió un comunicado oficial en horas de la tarde del domingo.

Donde expresa lo siguiente:

“América es una ogullosa nación de inmigrantes y vamos a continuar mostrando compasión por aquellos que sufren la opresión, pero seguiremos de igual forma protegiendo a nuestros ciudadanos y fronteras. America ha sido siempre la tierra de la libertad y el hogar de los valientes. La mantendremos libre y la mantendremos segura, como los medios de comunicación saben, pero se niegan a decir. Mi política es similar a lo que el presidente Obama hizo en 2011 cuando negó visas de Irak por 6 meses. Los 7 países nombrados en la Orden Ejecutiva son los mismo países previamente identificados por la administración de Obama como fuentes de terror. Para ser claros, no es un rechazo musulmán, tal y como los medios lo están falsamente reportando. Esto no se trata de religión, esto se trata de terrorismo y de mantener a nuestro país seguro. Hay más de 40 países en el mundo que son en su mayoría musulmanes y que no están siendo afectados por esta orden. Estaremos nuevamente emitiendo visas a todos los países una vez que estemos seguros de que hayamos revisado e implementado las políticas de seguridad en los próximos 90 días. Tengo un gran pesar por las personas que están involucradas en esta terrible crisis humanitaria en Siria. Mi primera prioridad va a ser siempre proteger y servir a nuestro país, pero como presidente voy a encontrar las maneras de ayudar a todos aquellos que están sufriendo”.

(EFE)

Loading...