Trump donará 1 millón de dólares para esfuerzos de ayuda en Texas

La Casa Blanca anunció que el presidente Donald Trump donará 1 millón de dólares de su fortuna personal para los esfuerzos de ayuda por el huracán Harvey.

El anuncio lo hizo el jueves la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, quien transmitió a los periodistas asignados a la mansión ejecutiva un mensaje del Presidente pidiéndoles que ayuden a decidir la organización caritativa que deberá recibir los fondos.

Esta semana, el Comité de Acción Política de Trump envió correos electrónicos y textos a más de 10 millones de partidarios del Presidente para alentarlos a donar para los esfuerzos de Harvey.

Los mensajes incluían enlaces a varias organizaciones como la Cruz Roja, el Ejército de Salvación, United Way y operaciones de rescate de animales.

Al inicio de su mandato, Trump hizo algo similar, cuando instó a los periodistas a decidir qué debía hacer con su salario presidencial que había declinado recibir.

El entonces secretario de Prensa Sean Spicer dijo a los reporteros en marzo que Trump “les ha pedido amablemente que decidan a quién se entregará (el dinero)”.

Semanas después, la Casa Blanca anunció que el Presidente había decidido entregar sus primeros tres meses de salario al Departamento del Interior. El salario de los tres meses siguientes fue para el Departamento de Educación.

Trump ha sido criticado por donar mucho menos de sus ingresos a causas humanitarias que otros multimillonarios, y tampoco ha cumplido otras promesas de donación caritativas.

El año pasado por ejemplo no dio a organizaciones de veteranos 1 millón de dólares que había prometido de su propio dinero, más 5 millones que había recaudado, sino hasta meses más tarde luego de que periodistas le preguntaron qué organización había recibido los fondos.

El presidente y su esposa Melania Trump, que visitaron Corpus Christi y Austin anteriormente esta semana, volverán a Texas el sábado, acompañados de varios secretarios de gabinete, como ocurrió en la visita anterior.

Durante la rueda de prensa de este jueves, el asesor de seguridad del territorio nacional Tom Bossert, dijo que unas 100.000 viviendas han sido afectadas por Harvey en el sureste de Texas, y no todas tienen seguro contra inundación.

Bossert dijo que las autoridades están dedicadas todavía a rescatar a personas atrapadas por las inundaciones, trasladándolas a refugios temporales. El funcionario advirtió que la cifra de víctimas mortales posiblemente aumentará.

El Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano está trabajando con FEMA, la Agencia Federal de Manejo de Emergencia, y con autoridades locales y estatales para evaluar la capacidad de viviendas disponibles para los desplazados.

Bossert advirtió también que no se tolerará la especulación sea de alquileres o precios en general. Señaló además que las víctimas de la tormenta que están ilegalmente en el país no deben preocuparse por su estatus de inmigración cuando vayan a pedir ayuda inmediata. Indicó que los alimentos y el agua no serán negados a nadie basado en su estatus legal.

“Las autoridades no van a arrestar a la gente” en los refugios, afirmó.

“Lo que yo diría, sin embargo, es que en términos de peligro de vida, ningún ser humano individual debe preocuparse por su estado migratorio, a menos que hayan cometido un crimen además de venir aquí ilegalmente”, dijo Bossert.

El asesor de seguridad territorial no amplió qué tipos de asistencia a largo plazo podría obtener la gente que está ilegalmente en el país, pero dijo que algunos tipos de ayuda pueden estar abiertos solamente a los ciudadanos.

“No creo que va a haber muchos beneficios para los inmigrantes ilegales en términos del contribuyente estadounidense”, dijo Bossert.

Las inundaciones causadas por Harvey han dañado decenas de miles de viviendas en Texas y han causado la muerte de al menos 30 personas. La tormenta ahora amenaza la región cerca de la frontera entre Texas y Luisiana.

Loading...