Trump firma orden ejecutiva para mejorar la ciberseguridad

El presidente Donald Trump firmó el jueves una orden ejecutiva para mejorar la ciberseguridad de Estados Unidos.

En enero, Trump prometió desarrollar un plan para mejorar la ciberseguridad del país durante los primeros 90 días de gobierno. Aunque la firma de la orden ejecutiva se produce en el día 111 de su gestión, está encaminada a proteger las redes federales, la infraestructura crítica y al público estadounidense.

Como parte del anuncio, el consejero sobre Seguridad Nacional, Tom Bossert presentó en la Casa Blanca algunos avances sobre el contenido de la orden ejecutiva antes de ser presentada públicamente.

“Gastamos mucho tiempo y dinero desmesuradamente tratando de proteger sistemas anticuados”, dijo Bossert, señalando a la Oficina de Gestión de Personal en 2015. “Tenemos que movernos a la nube para tratar de protegernos en lugar de fracturar nuestra posición sobre seguridad”.

El gobierno gasta actualmente alrededor de $80 mil millones de dólares al año en su presupuesto para tecnología.

Todas las 190 agencias federales de Estados Unidos podrían pasar a una red de IT centralizada para reducir la confusión. A partir del jueves, el gobierno federal respetará el marco de seguridad cibernético del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología que el gobierno de Estados Unidos elaboró en 2013 para las empresas privadas, pero que nunca se siguió.

“Si no nos movemos a los servicios compartidos, tenemos 190 agencias que tratan de desarrollar sus propias defensas contra los esfuerzos avanzados de de recolección de data”, dijo Bossert.

La segunda parte de la orden ejecutiva está centrada en proteger la infraestructura crítica de EE.UU. que incluye redes de servicios públicos, como electricidad y agua, sistemas financieros, de salud y de telecomunicaciones.

El secretario de Seguridad Nacional reportará al presidente Trump sobre qué tan vulnerables son estas infraestructuras a los ciberataques.

La tercera parte establece el desarrollo de políticas para proteger a los consumidores estadounidenses en internet. Estados Unidos también buscará reclutar más expertos en ciberseguridad para ayudar a defender el país de “hackers” y robo de información, así como desarrollará una estrategia a largo plazo para combatirlo.

La orden ejecutiva busca establecer políticas para disuadir a las naciones extranjeras de apuntar a ciudadanos estadounidenses en ataques cibernéticos.

“Tenemos que establecer las reglas del juego para el buen comportamiento en Internet, y luego disuadir a aquellos que no cumplen con las reglas”, dijo Bossert. “No se trataba de un asunto de motivación rusa, sino de un asunto motivado por Estados Unidos”.

Loading...