Trump habría llamado “países de m——” a Haití y naciones africanas

17

El progreso reportado el jueves en las negociaciones entre la Casa Blanca y el Congreso para buscar una solución definitiva que evite la deportación de los soñadores inmigrantes que llegaron a Estados Unidos ilegalmente en la infancia, fue opacado horas más tarde, cuando según la prensa local el presidente Donald Trump se refirió a Haití y algunas naciones africanas como “países de m—“.

El mandatario se reunió el jueves con legisladores de ambas Cámaras del Congreso en la Casa Blanca para discutir un acuerdo bipartidista propuesto por el llamado Grupo de los Seis, tres legisladores republicanos y tres demócratas que trabajan en la búsqueda de una solución para los Dreamers.

La noticia fue reportada primero por el Washington Post y el New York Times.

Después de que medios, incluyendo VOA, le pidieran que respondiera, la Casa Blanca emitió un comunicado diciendo que el presidente solo aceptará un acuerdo de inmigración que “aborde adecuadamente el sistema de lotería de visas y la migración en cadena: dos programas que perjudican nuestra economía y permiten que los terroristas entren país.”

La migración en cadena es un término utilizado por los críticos de inmigración para referirse al sistema que permite a los familiares patrocinar a miembros de la familia para venir a los Estados Unidos.

La Casa Blanca no confirmó ni negó si el presidente había usado un lenguaje vulgar cuando habló de Haití y África.

La declaración también dice que Trump siempre rechazará “medidas provisionales, débiles y peligrosas de medidas cautelares que socavan a los inmigrantes que buscan una vida mejor en Estados Unidos a través de un camino legal”.

La VOA también se contactó con las oficinas de los legisladores estadounidenses que, según los informes, estuvieron presentes en la reunión.

Se informa que Trump hizo el comentario cuando el senador Dick Durbin, un demócrata de Illinois, explicaba los lineamientos de un acuerdo alcanzado por seis senadores bipartidistas que protegerían a casi 800,000 jóvenes inmigrantes de la deportación y reforzarían la seguridad fronteriza, según el Post.

La declaración de la Casa Blanca publicada el jueves dice textualmente:

“Ciertos políticos de Washington eligen luchar por países extranjeros, pero el presidente Trump siempre luchará por el pueblo estadounidense. El presidente solo aceptará un acuerdo de inmigración que aborde adecuadamente el sistema de lotería de visas y la migración en cadena, dos programas que perjudican a nuestra economía y permiten a los terroristas. En nuestro país, al igual que otras naciones que tienen inmigración basada en méritos, el presidente Trump está luchando por soluciones permanentes que fortalezcan a nuestro país al dar la bienvenida a aquellos que pueden contribuir a nuestra sociedad, hacer crecer nuestra economía y asimilarse a nuestra gran nación. Él siempre rechazará medidas temporales provisionales, débiles y peligrosas que amenazan las vidas de los trabajadores estadounidenses y menoscaben a los inmigrantes que buscan una vida mejor en los Estados Unidos a través de un camino legal “.