Trump vuelve a irritar a Pekín al cuestionar la política de “una sola china”

Donald Trump ha vuelto a irritar a Pekín al insinuar durante una entrevista en la cadena Fox que no se siente atado a la política de “una sola China”, la posición que ha mantenido Estados Unidos durante las últimas cuatro décadas y que supone que Washington solo reconoce al Gobierno de China y no al de Taiwán. El diario oficial chino Global Times asegura en un editorial que el presidente electo norteamericano es “tan ignorante como un niño en asuntos de política exterior” si piensa que puede negociar con la política de “una sola China”.

En declaraciones al programa Fox News Sunday, Trump señaló que “entiende” la política que la Casa Blanca ha mantenido con Pekín, pero añadió: “No sé por qué tenemos que estar ligados a una política de ‘una sola China’ a no ser que lleguemos a un acuerdo con China que tenga que ver con otras cosas, incluido el comercio”.

Trump, además, ha criticado a China por su política cambiaria, por sus actividades en el mar de China Meridional y por su posición sobre Corea del Norte. Asimismo, el presidente electo ha advertido de que no le corresponde a Pekín decidir si responde o no una llamada de la líder de Taiwán.

Las declaraciones de Trump llegan después del roce diplomático que se generó entre Estados Unidos y China por una llamada de teléfono mantenida entre el magnate republicano y la presidenta de Taiwán el pasado 2 de diciembre. La conversación de Trump con la presidenta, Tsai Ing-wen, fue el primer contacto de este tipo desde que el expresidente Jimmy Carter reconoció en 1979 a Taiwán como parte de “una sola China”. Pekín considera a Taiwán una provincia renegada y se trata de un asunto de alta sensibilidad en el país.

La política exterior hacia Asia que ha mantenido desde entonces EE UU observa el principio de “una sola China”, que le permite reconocer a Pekín como representante de China y mantener al mismo tiempo relaciones informales con Taipei. Es un principio fundamental para Pekín, que considera a Taiwán parte inalienable de su territorio.

De ahí la airada reacción en el diario chino. “Parece que Trump necesita urgentemente estudiar política exterior. En particular, necesita estudiar en qué consisten las relaciones entre China y Estados Unidos”, remarca Global Times.

El periódico, de corte nacionalista, sube el tono y advierte de que, si Trump llegara a abandonar la política de “una sola China”, Pekín no tendría motivos para “anteponer la paz al uso de la fuerza para tomar Taiwán de nuevo”.

“China debe pertrecharse para los nuevos altibajos de la montaña rusa en la que se convertirán las relaciones con Estados Unidos”, admite, y advierte: “Quizás más países deberían también abrocharse el cinturón de seguridad”.

Loading...