“Trump y Putin no tienen por qué estar demostrando quién la tiene más larga”

Nadezhda A. Tolokónnikova, también conocida como Nadya Toloknó (Norilsk, Rusia, 1989), se mueve coqueta y sonríe tibiamente ante el objetivo.

Sin embargo, la suavidad del momento frente a la cámara de Daniel Mordzinski se rompe cada vez que contesta y sus palabras, como sus canciones, se convierten en misiles: “Putin es una cucharacha”, “Putin y Trump están midiendo sus penes continuamente”, dice. Su discurso intercala groserías sobre los mandatarios que le amargan la vida con reflexiones sobre el populismo, el muro, la represión en Rusia o la lucha de las mujeres en México.

Miembro del grupo de punk-rock Pussy Riot, conocido por su oposición al presidente ruso, Vladimir Putin, las redes sociales están llenas de vídeos con las patadas, los puñetazos y las palizas recibidas que ha recibido por parte de la policía rusa. En 2012 fue condenada a dos años de cárcel por irrumpir con su música irreverente en la catedral de Moscú en protesta por el apoyo de la iglesia a la elección de Putin. Invitada por el Hay Festival de Querétaro pasó fugazmente por México, donde atendió a EL PAÍS en la azotea de un hotel de la ciudad colonial.

Pregunta. ¿Puede actuar en Rusia?

Respuesta. Cada vez es más difícil y continuamente la policía está cancelando los espectáculos allí donde queremos tocar. No puedo hacer muchos conciertos en Rusia, porque los organizadores me preguntan: “¿Quieres volver a la cárcel?”; y yo digo: “No”; y entones cancelan. Obviamente hay diferentes reacciones ante lo que hacemos, pero lo que me sorprende es que cada vez hay más y más gente joven que quiere venir.

A Trump y Putin no solo les une el populismo sino el gusto por la riqueza y el poder

P. Putin ha proyectado una imagen al mundo como alguien resolutivo y carismático.

R. No sé quién se cree eso, porque yo pienso que es una cucaracha (ríe). Hace algunos meses se presentaba en Rusia una obra de teatro que trataba de varias cucarachas que se juntaban y poco a poco lograban el poder… y finalmente fue suspendida. Putin tiene una imagen de alguien poderoso entre la gente mayor. Ahora le gusta hacerse el macho, pero cuando llego al poder era un hombre gris y enclenque. Cuando fue elegido por los oligarcas que lo controlan, él no sabía qué hacer con el poder y año tras año fue construyéndose una imagen, que es la que el mundo tiene. Pero su poder es altamente ineficaz. Conozco regiones donde las escuelas están sin electricidad y el Gobierno no hace nada.

P. ¿La sociedad rusa está dormida?

R. Nos falta información y, a veces, la gente no quiere protestar para evitar represalias o que te echen del trabajo. Eso no significa que no se piense en política, pero no pueden hacer nada porque tienen miedo. Muchas veces se me acerca gente joven para decirme: “Queremos protestar y rebelarnos, pero cuando estemos seguros de que se puede cambiar algo, porque me arriesgo demasiado”. Y es mucha gente.

P. ¿Cómo es tu día a día en Rusia?

R. Es como un juego del gato y al ratón: escuchan mis conversaciones, pinchan el teléfono e incluso hace poco difundieron en Youtube una conversación privada donde estaba diciendo groserías con mis amigos.

P. Usted pasa tiempo en EE UU, ¿cómo ha vivido la llegada de Trump?

R. Desde que ganó Trump hay mucha gente que se siente como si una abeja les hubiera picado el culo. Han tenido que llegar los problemas graves para saber que hay otra manera de enfrentar las cosas. Y el hecho de que Trump esté ahí hace que llame más nuestra atención las cosas negativas. Los activistas han reaccionado y se están moviendo

Las redes están llenas de videos con las palizas y golpes recibidos por la policía rusa

P. Con la llegada de Trump al poder, ¿está ganando el populismo?

R. Veo similitudes entre Trump y Putin, pero no solo en sus propuestas populistas, sino en su gusto por la riqueza y el poder. Ellos hablan, pero sus acciones no están relacionadas con sus palabras. Dicen que van a ayudar a la gente, pero no es cierto, finalmente, las clases más desfavorecidas están perdiendo su seguro de salud. Y en Rusia ocurre lo mismo y cada vez hay más hospitales sin medicinas.

P. ¿Trump y Putin son un espejo de sí mismos?

R. Cuando hablas de Putin no hay que pensar que es Rusia, ni que Trump es EE UU. Son cosas diferentes. Pero ellos son un espejo como lo fueron los dos países en la guerra fría. Hay muchas similitudes y a veces escucho decir a Putin en televisión: “Haremos esto así, porque también lo hacen en EE UU”. Paradójicamente, cuando viví en Estados Unidos, aprendí mucho del sistema ruso. Pero ahora no necesitamos esa imagen que dan de estar midiéndose los penes continuamente a ver quién la tiene más larga. Al final, ambos solo son unos mentirosos y corruptos que no resuelven nuestros problemas.

P. ¿Qué te parece la construcción del muro?

R. Creo que es muy triste y no es nuevo. Si observas la historia del mundo han hecho lo mismo los regímenes totalitarios. Es fácil echar la culpa de tus problemas a los mexicanos, los musulmanes…. Pero, ¿cómo pueden decir que los mexicanos los amenazan? ¿Los van a envenenar con tacos?

P. ¿Qué balance hace de sus casi dos años en la cárcel?

R. Aprendes mucho de un país a través de sus cárceles. Es algo que no le deseo a nadie.

P. Has sido inspiración para muchas chicas activistas, ¿qué le dirías a las mujeres que luchan contra la violencia en México?

R. Primero, que no se rindan, y segundo, que es importante tener lugares alternativos como refugios o lugares de trabajo a los que puedan ir quienes deciden dejar un hogar donde se abusa de ellas. Si generas condiciones para creer que puedes salirte de donde estas y tener una mejor vida finalmente, como las olas, se seguirán reproduciendo. Es importante conocer y compartir cuáles son las herramientas legales con las que cuentan y tener abogados que puedan ayudar. No sé cómo es la educación en México, pero en Rusia es mala y muchas mujeres jóvenes no tienen buena información sobre anticonceptivos y la encuentran en Internet, que no es una fuente fiable

P. ¿Cómo puede el punk-rock influir en lo que está ocurriendo?

R. El Punk tiene un gran poder y es una poderosa corriente artística. Es una pregunta importante para mí, porque no queremos que nuestro punk suene como era el de antes. No queremos ser otros Dead Kennedys, sino provocar cambios y molestar a Putin y otros. Es un gran reto.

Loading...