Inicio EEUU Virginia anuncia «estado de emergencia» ante venideras manifestaciones por control de armas

Virginia anuncia «estado de emergencia» ante venideras manifestaciones por control de armas

El gobernador de Virginia, Ralph Northam, declaró el miércoles estado de emergencia y prohibió temporalmente portar armas en los terrenos del Capitolio estatal, donde se espera que miles de activistas por el derecho a las armas y contra ellas se reúnan la próxima semana.

La acción estatal tiene como antecedente una potente marcha de los nacionalistas blancos en Charlottesville en 2017.

“La declaración del gobernador prohíbe todas las armas, incluidas las armas de fuego, desde los terrenos del Capitolio, y proporcionará a las agencias conjuntas de aplicación de la ley y de seguridad pública los recursos que necesitan para mantener a salvo a los manifestantes, los encargados de formular políticas y todos los virginianos”, dijo la oficina del gobernador.

La declaración de emergencia es temporal, y se extiende desde el viernes 17 de enero a las 5:00 p.m. hasta el martes 21 de enero a las 5:00 p.m.

 

Northam dijo que hizo la llamada después de escuchar «inteligencia creíble» de las fuerzas del orden público de que las milicias armadas “y los grupos de odio, algunos de fuera de Virginia, planearon interrumpir el evento”, indicó NBC News citando una conferencia de prensa realizada el miércoles.

El político dijo que las amenazas de violencia, recogidas en internet y en los canales la web incluían «conversaciones alimentadas por información errónea y teorías de conspiración» similares a las conversaciones que precedieron a la marcha «Unite the Right», de agosto de 2017.

En aquel entonces, los nacionalistas blancos se enfrentaron con los manifestantes, uno de los cuales resultó.

«No vienen a protestar pacíficamente. Vienen a causar intimidación y daño», dijo Northam.

El evento del lunes, llamado Lobby Day, es parte de una tradición anual del Día Martin Luther King Jr. en la que activistas ciudadanos, incluidos los que están a ambos lados del debate sobre las armas, convergen en el Capitolio para presionar directamente a los legisladores.

Las manifestaciones han sido generalmente pacíficas y ordenadas. Pero la dinámica del evento cambió este año, luego de que en las elecciones de noviembre los demócratas, que hicieron campaña por el control de armas, tomaron el control de ambas cámaras de la Cámara estatal.

 

La inminente confrontación ha puesto a Virginia, cuyo gobierno está bajo el gobierno demócrata mayoritario por primera vez en un cuarto de siglo, en el centro del debate nacional sobre armas, con ambas partes retratando al estado como un presagio de dónde podría estar el resto del país.

«Esto demuestra que si puedes hacerlo en Virginia, puedes hacerlo en cualquier lugar», dijo Christian Heyne, vicepresidente de política de la Campaña Brady para prevenir la violencia armada, sobre la implementación de leyes más estrictas sobre armas.

Los defensores de los derechos de las armas proclaman lo mismo, pero como un llamado a resistir.

«Si nos quitan las armas aquí en Virginia, ¿Qué es lo que les impide venir a cualquier otro estado y llevar armas allí?» preguntó la senadora estatal Amanda Chase, una republicana que hablará en la reunión de derechos a las armas. Cuando los demócratas se hicieron cargo de la Legislatura, Chase dijo que «nuestro gobierno predominantemente amante de la libertad cambió a tiránico de la noche a la mañana».